Vida

Piel perfecta

No hay pretexto que valga, la limpieza de la piel del rostro y el cuerpo debe ser diaria

La limpieza diaria es el primer mandamiento para lograr una piel sana y resplandeciente.

Casi todas las mujeres cuidan a diario la piel del rostro, pero, ¿y la del cuerpo? No hay que tener pereza para desmaquillarse o hidratarse después de la ducha. Se acabaron las excusas.

Limpiar el rostro

Esté maquillado o no, es imprescindible limpiarlo por lo menos dos veces al día. Por la noche, para arrastrar toda la suciedad que se ha acumulado a lo largo del día.

Por la mañana, para eliminar los restos de la crema nocturna y comenzar el día con la tez luminosa. Y para efectuarlo correctamente es conveniente utilizar las toallitas desmaquillantes.

No hay pretexto que valga, la limpieza del rostro debe ser diaria y para este menester una leche desmaquilladora le será de mucha ayuda. En el mercado existe una gran variedad, únicamente consulte cuál debe utilizar.

Exfoliación

Requisito imprescindible para tener una piel lisa, suave y sin descamación. Además, es fundamental para que la hidratación que se aplique después despliegue todos sus beneficios sobre la piel.

La exfoliación sirve para retirar todas las células muertas de la epidermis.

Los productos exfoliantes para el rostro y el cuerpo se deben aplicar una vez por semana siguiendo sus indicaciones.

A continuación es importante tonificar y estimular la piel. No olvide que a cada tipo de piel corresponde un tipo de crema.

Mascarillas

Es necesario descanso y relajamiento para que la piel respire. Después de un día agotador y una semana estresante ha llegado la hora de dedicarle tiempo a la piel del rostro.

Luego de la exfoliación le llega el turno a la mascarilla hidratante para recuperar la piel suave, lisa, aterciopelada y luminosa que una vez tuvimos. Los especialistas recomiendan emplearla sólo una vez por semana.

Hidratación a fondo

Tras el verano y los baños de sol, o cuando el viento está en su máxima expresión, la piel necesita más hidratación que nunca para acabar con los signos de sequedad, tirantez, aspereza y descamación.

No hay que olvidar hidratar la piel después del baño o la ducha, así como una buena hidratante para el rostro. Sin embargo, recuerde que durante el baño también podemos alimentar de manera adecuada a la piel.

El uso de jabones agresivos en el aseo diario casi siempre deteriora el manto ácido de la piel, y es entonces cuando aparece sequedad, tirantez e irritación.

Para poder evitar la pérdida de los lípidos protectores emplee cremas con aceites naturales que limpian y nutren la piel.

Pies y manos

Los primeros por la tensión y el sudor , y las segundas por su exposición a todas las miradas, necesitan de cuidados especiales que preserven su tersura y los libren de durezas, grietas y sequedad.

Para la piel de naranja

Lo que nuestra piel refleja como una rugosidad que se instala alrededor de las caderas y los glúteos, la distrofia cutánea a la que se le conoce erróneamente como celulitis, es el reflejo de un mal que nos aqueja en el interior de nuestro organismo.

Esta concentración adiposa es la cruz de muchas mujeres cuando llega la época estival. Los estudios de las firmas cosméticas para solucionar el problema han sido intensos, pero sus resultados varían.

Las estrellas y sus secretitos de belleza

Algunas de las caras más conocidas de la gran pantalla y de las pasarelas de moda reconocen que acuden a los productos naturales para mantenerse en forma. Por ejemplo, Paul Newman sumerge su rostro en un recipiente lleno de cubitos de hielo. El agua hidrata y el hielo tonifica.

Catherine Zeta-Jones, para blanquear sus dientes se los cepilla con un par de fresas trituradas.

Julia Roberts sumerge sus manos en aceite de oliva para tenerlas suaves.

La modelo Cindy Crawford cubre su cara con un líquido mitad agua, mitad leche, que deja evaporar durante el día.

Nicole Kidman fortalece su cabello con una mascarilla de plátano, yogur, miel, y aceite de germen de trigo y Claudia Schiffer potencia su rubio natural aclarando su cabello con cerveza.

Tejidos firmes

La flexibilidad a que se somete la epidermis debido a embarazos, sobrepeso y dietas adelgazantes provoca que las estructuras cutáneas se alteren y la piel luzca menos firme.

• El busto y el escote son esos puntos claves que ninguna mujer deja pasar por alto y cuida con esmero. Conservar unos senos esculturales y un escote generoso es producto de un cuidado intenso de las propiedades internas de las células que están actuando sobre la red de microfilamentos de actina.

• Para que la tensión de los tejidos se encuentre en perfecto orden de revista, hay que aplicar una loción tratante en el cuerpo que incremente la tonicidad, pero además, hacer tiempo, aunque breve, para dedicarlo al ejercicio y evitar así someter al organismo a cambios bruscos de peso.