Efectivo

Últimamente hemos hablado sobre:

66 entradas, creado el 4 Agosto 2016

¿Deseo u objetivo?

publicado

#Blog #César #Efectivo #Tánchez

objetivo-1.jpg
En una ocasión estábamos almorzando en un restaurante con unos amigos y, de forma espontánea, surgió esta frase: “Algún día deberíamos comer este plato en su país de procedencia”.

Era el nacimiento de un deseo genuino, como muchos que tenemos todo el tiempo. En esta oportunidad, lo curioso fue que el deseo expresado no murió con otro argumento, sino se extendió con la pregunta de uno de los amigos: “¿Cuándo? pongamos fecha”.

Un almuerzo relajado de domingo, en compañía de amigos, de pronto se convirtió con esa frase en algo más: un compromiso de convertir un deseo en un objetivo.

No teníamos que tener toda la información necesaria, más que poner una fecha para realizarlo, era un paso que parecía sencillo pero enorme en su repercusión.

Comenzamos a comentar fechas en voz alta, hasta que finalmente establecimos una, sería tres años después de ese día.

Con una fecha establecida, habíamos cruzado la frontera de los deseos para ingresar a la tierra de los objetivos. Debo reconocer que no estaba seguro de qué tan convencidos estaban nuestros amigos de lo que habíamos acordado, pero al menos yo continuaría como si hubiéramos firmado un contrato.

Inmediatamente puse por escrito la fecha del viaje y el recurso económico que consideraba necesario para hacer los ahorros correspondientes.

El tiempo transcurrió y las conversaciones con estos amigos siempre fueron diversas, pero ninguna relacionada a este “compromiso” verbal que habíamos adquirido. Hasta que, a poco menos de un año de la fecha que habíamos acordado, surgió la pregunta: ¿Ya estamos a menos de un año, cuando nos juntamos a planificar los detalles?

Fue muy gratificante y emocionante haber convertido una conversación casual en un objetivo apasionante, y ver cómo se acercaba el tiempo para verlo hecho realidad.

Con esta anécdota personal deseo animarte a que no sólo anheles cosas buenas para tu vida, sino que pongas en marcha un plan de acción para que puedas alcanzarlo. Recuerda estos cinco pasos que te marcarán el camino:

1. Define claramente lo que deseas realizar
2. Pon una fecha para lograrlo
3. Determina el precio que tiene lo que deseas
4. Ahorra lo necesario para alcanzarlo
5. Cuando alcances la fecha y cantidad necesaria, ve y adquiere lo que te has propuesto, esa gratificación no solo te dará lo que anhelas sino que despertará en ti el nuevo objetivo a alcanzar

Ejemplo:

Deseo: Ir a un mundial de futbol
Fecha: Dentro de cuatro años
Costo aproximado (boleto, hotel, gastos, entrada, etc): U$12,000.00
Ahorra lo necesario: U$12,000 / 48 meses (4 años) = U$250.00 de ahorro mensual
Ajusta: Si no puedes ahorrar U$250.00 al mes establece una nueva fecha, que en este ejemplo sería el siguiente mundial dentro de 8 años, dando una cantidad de ahorro mensual de U$125.00, y así sucesivamente hasta lograr una cantidad que sea permisible de ahorrar.

No hay que desanimarse por estirar la fecha más de lo que nos gustaría, ya que es mejor hacer lo que nos apasiona más tarde que no hacerlo nunca.

Los deseos por sí solos rara vez nos llevan hacia algo importante, mientras que los objetivos nos mantienen enfocados y motivados para lograrlos.

Te animo a coleccionar juntos los recuerdos de objetivos logrados y a olvidar los deseos no realizados. Recuerda que las decisiones que tomemos hoy, ¡determinarán aquello en lo que nos convirtamos mañana!

Video Recomendado: 




Podcast recomendado: 





También puede leer el libro más rápido y más lejos en sus finanzas