Efectivo

Últimamente hemos hablado sobre:

66 entradas, creado el 4 Agosto 2016

Decidir anticipadamente

publicado

#decisión #decisiones de gasto anticipadas #Finanzas #gastos

En ocasiones nos arrepentimos de decisiones que nos llevaron a tener problemas en la familia, en la empresa y, por supuesto, también en nuestras finanzas.

Cuando esto sucede, quisiéramos tener una máquina del tiempo para volver al pasado y poderlas cambiar. Sin embargo, la mejor forma de evitar que esto suceda, es tomar la mayor cantidad de decisiones acertadas en el momento que corresponde. Una herramienta que nos puede ayudar al respecto, es decidir anticipadamente.

Decidir de manera anticipada consiste en tomar una decisión “antes” de que se presente el momento de realizarla. Tiene los beneficios de:

1. Racionalizar las decisiones y tener bajo control las emociones. Una de las razones por las cuales gastamos más de lo que ingresamos es porque compramos impulsivamente, nos dejamos llevar por nuestras emociones.
Todos estamos expuestos diariamente a cerca de 50 mil impactos publicitarios. Estamos expuestos a publicidad en el cepillo de dientes, el jabón de baño, las vallas publicitarias camino al trabajo, los spots intermitentes en el Internet mientras estamos en la computadora y muchos más. Todo el mercadeo está siendo orientado a mover nuestras emociones y tratar de incentivarnos a comprar sus productos. Decidir anticipadamente le da la oportunidad a nuestra mente de razonar, evitando así aquellas compras innecesarias influenciadas por nuestras emociones.
¿Cuántas veces nos hemos arrepentido de haber hecho ciertas compras?, ¿cuántos artículos hemos comprado pero nunca hemos usado? Debemos recordar que todos esos artículos serían dinero en nuestra bolsa si adoptamos la costumbre de decidir anticipadamente qué comprar y qué no.

2. Evitar el desgaste de energía innecesaria al meditar sobre temas ya decididos. Recuerdo cuando me propuse ir al Mundial de Brasil en el 2014. Era una meta ambiciosa por muchos factores y el económico era uno de ellos.
Requeriría de mi parte un ahorro significativo para ir solvente a realizar mi sueño de estar en un Mundial de futbol. Cuando has tomado una decisión anticipadamente, tienes enfoque, algo fundamental para alcanzar lo que quieres con el menor desgaste mental posible. Cuando establecí la cantidad de ahorro que necesitaría, pasaron frente a mi muchas "oportunidades" de compra. En circunstancias normales, hubiera sido un desgaste mental pensar si debía realizar la compra o no, pero como ya había decidido anticipadamente que usaría todo ingreso adicional para el viaje, la respuesta ante cada una de estas tentaciones de compra era muy fácil: un rotundo no. Ni siquiera tenía un mínimo sentimiento de arrepentimiento, ya que había tomado una decisión anticipada en pro de un propósito apasionante.

3. Permite tomar decisiones tranquilas alejadas de toda presión externa. Todos afrontamos esta dificultad. Amigos, familiares, conocidos y hasta desconocidos nos proponen usar dinero para algo que puede no estar alineado con nuestra realidad financiera.
Desde salir a comer a un restaurante fuera de nuestras posibilidades, hasta oportunidades de negocios "únicas", que nos presionan a tomar decisiones apresuradas. Decidir anticipadamente nos permite alejarnos de esta presión y tomar decisiones con tranquilidad. Por ejemplo, si hemos decidido no comprar casa en los próximos cinco años, estaremos en la facultad de decir no ante alternativas que nos lleguen durante ese tiempo. Será más fácil resistir una presión cuando hemos decidido al respecto previamente.

4. Tener un curso de acción más controlado y estable, siendo menos especulativo e incierto. Hay un término bursátil denominado volatilidad, que en palabras sencillas describe qué tan pronunciados son los cambios del valor de una acción en el tiempo; cuanto más volátil, mayor riesgo para el inversionista convencional. La "volatilidad financiera personal" es elevada si las decisiones de compra son poco pensadas. La decisión anticipada minimiza los riesgos de compras innecesarias y trae como resultado mayor estabilidad financiera.

5. Simplificar decisiones que en el momento son complejas. Toda decisión requiere el análisis de las diferentes variables que lo componen. El comprar una tablet implica considerar si la usaremos para trabajo, distracción o ambas, el impacto en nuestro flujo de efectivo, los accesorios adicionales, etc. Si no hemos tomado una decisión anticipada de compra, pueden ser demasiadas variables a analizar cuando se está dentro de la tienda. El decidir anticipadamente no está relacionado con no comprar, sino con comprar inteligentemente. Si tenemos claro el artículo que necesitamos o queremos, así como la cantidad que estamos dispuestos a pagar, estaremos en una mejor posición cuando encontremos una oferta o simplemente sea el momento apropiado para realizar la compra.

Tener nuestras decisiones previamente establecidas nos permite estar en paz y seguir el ejemplo que Pablo le da al pueblo de Filipos: “Sé vivir con limitaciones, y también sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, tanto para estar satisfecho como para tener hambre, lo mismo para tener abundancia que para sufrir necesidad”. Fil.4.12 RVC.  Pablo nos muestra cómo tomó la decisión anticipada de estar contento, no importando si viviera en abundancia o escasez, un gran ejemplo a imitar.

Te animo a romper la inercia y a tomar decisiones anticipadas.

Podcast recomendado: Trascendencia financiera

Libro recomendado: Más rápido y más lejos con sus finanzas

Video recomendado: Por qué leer el libro más rápido y más lejos con sus finanzas

Espero te sea de ayuda y bendición.