Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

04/05/10 - 10:38

Diputado Luis Contreras acusado de agredir a árbitro

La violencia y la intolerancia de aficionados y hasta de funcionarios públicos volvieron a empañar el futbol guatemalteco. El episodio ocurrió en Malacatán, San Marcos, tras el final del partido entre el equipo local y América, de Chimaltenango, disputado el domingo último, cuando se originaron serios disturbios que pusieron en peligro la integridad de los árbitros y del equipo visitante, cuyo bus fue atacado.

En su informe, entregado ayer, el árbitro Carlos Reyes afirma que el diputado Luis Contreras, del partido Patriota, lo golpeó en el rostro.

Los incidentes se salieron de las manos de las autoridades, y la Policía Nacional Civil (PNC) empleó gases lacrimógenos para dispersar a los inconformes.

Una triste historia

La polémica empezó cuando el silbante marcó un penalti en favor del equipo visitante, lo que provocó el enojo de jugadores y aficionados de Malacateco, quienes protestaron por la decisión.

La falta fue cobrada y convertida en gol, con lo que terminó el encuentro y dio paso a los incidentes que se detallan en el informe arbitral.

En el documento se lee: “El señor Luis Contreras y una persona del público, ambos plenamente identificados con el equipo local, invadieron el terreno de juego e ingresaron, luego que abrimos la puerta que conduce al túnel, con nosotros y en el interior del túnel, se dirigieron hacia mi persona y utilizando lenguaje grosero, ofensivo y obsceno, amenazándome de muerte”.

“El señor Luis Contreras me tomó de la camisola rompiéndola, y me agredió de un puñetazo en el rostro, causándome una herida sangrante en el párpado derecho, en esos momentos varios jugadores del equipo local intervinieron para que el agresor no continuara con las agresiones físicas y verbales”, detalla el documento entregado ayer a la comisión arbitral y al Órgano Disciplinario de Primera División.

En otra parte del texto, Reyes expresa que, tras la agresión y con la ayuda de los jugadores de Malacatán, pudieron ingresar en el vestidor; sin embargo, minutos después tuvieron que abandonarlo, ya que los aficionados intentaron forzar la puerta de salida a la calle.

Los árbitros se refugiaron en el camerino del cuadro local, con ayuda de jugadores y del cuerpo técnico, pero los incidentes continuaron, por lo que la PNC lanzó gases para que jugadores y árbitros salieran a la cancha, donde esperaron para ser auxiliados por los Bomberos Voluntarios, que trasladaron a Reyes y sus asistentes al destacamento militar, y posteriormente, al hospital de Coatepeque, donde fue atendido.

En el acta arbitral también se menciona que los silbantes no percibieron el pago de sus honorarios.

Al ser cuestionado, el diputado Luis Contreras admitió que estuvo en el estadio Santa Lucía y que increpó al silbante, aunque negó haberlo agredido.

La resolución

El Órgano Disciplinario de la Primera División resolvió ayer por la noche que sancionará con dos partidos de suspensión al estadio Santa Lucía, dos partidos de suspensión al delegado de cancha, Flavio Barrios, además de una multa de Q20 mil por haber lanzado objetos a la cancha y otros incidentes.

REDACCIóN DEPORTES /

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.