Efectivo

Últimamente hemos hablado sobre:

59 entradas, creado el 4 Agosto 2016

Cómo construir desde los escombros

publicado

#Efectivo #Empresas #Finanzas #Finanzas Personales #Presupuesto Familiar

Mientras escribo estas líneas estoy viendo un documental sobre los ataques terroristas en la ciudad de Nueva York. Difícil olvidar la escena cuando dos aviones se estrellan sobre cada una de las torres del World Trade Center. La magnitud de la destrucción ocasionada fue enorme.

Me hizo pensar en los momentos en que nuestras finanzas personales también sufren desastres.

Luego del derrumbe de ambas torres, el área de la catástrofe fue llamada Zona Cero, un espacio ocupado por las ruinas sin una aparente esperanza. Ese mismo lugar sería la casa del nuevo One World, erigiéndose como la primera gran edificación del 1 World Trade Center.
getty.jpg

(Foto Prensa Libre: Getty Images)
Inicialmente la torre iba a llamarse Freedom Tower (en español “Torre de la Libertad”), pero Port Authority (un organismo gubernamental) decidió cambiarle el nombre a One World Trade Center. El motivo fue que “Torre de la Libertad” tenía una carga emotiva muy fuerte que se vincularía siempre con los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Curiosa analogía para nuestras finanzas personales: cómo transformar una zona de desastre hacia una de libertad. Veamos similitudes de este evento y el buen uso del dinero para salir de un desastre hacia la libertad financiera.

01. Los desastres llegan

Algunos los provocamos nosotros con malas decisiones y otros simplemente aparecen. No importando la causa, desafíos financieros llegarán a nuestras vidas tarde o temprano.

No debemos quedarnos atrapados en conocer el por qué y en un lamento interminable. Incluso Jesús dijo que en este mundo tendremos aflicción, pero que debíamos mantener la calma. Nunca debemos perder la esperanza.

02. Qué haremos al respecto

Ver todo en ruinas es abrumante, no se sabe dónde iniciar ni qué hacer, es fácil decepcionarse y rendirse. Se nos presentan solo dos alternativas, hacer algo o no.

No hacer nada no elimina el problema, únicamente lo agrava, mientras que hacer algo, es el inicio de la solución. No importa cuán difícil sea lo que estemos atravesando, el inicio del cambio surge cuando decidimos que haremos algo al respecto y nos levantamos.




03. Remover los escombros

Es difícil, doloroso, tardado y su resultado final no presenta en sí mismo un producto agradable, ya que es "tan solo" dejar limpia el área. He comprobado que el solo hecho de ordenarnos da inicio al camino para mejorar financieramente. Es necesario primero remover todo aquello que nos obstaculiza el camino a mejorar en el uso del dinero.

04. Hacer los cimientos


Con el terreno limpio, toca excavar y formar los nuevos cimientos. Una tarea que también lleva tiempo, y sus resultados no son visibles. Ninguna estructura sería exitosa sin la adecuada infraestructura bajo tierra. En las finanzas personales esto implica los buenos hábitos que debemos adoptar en nuestra vida para construir sobre ellos.

05. Construir de nuevo y mejor

Piso a piso se construye hacia arriba. Este proceso es agradable a los ojos ya que lo vemos realizarse con una rapidez increíble. Es cuando los intereses son a favor y no en contra, cuando hay excedentes para poder invertir y hacer crecer los recursos, cuando nuestra generosidad es exuberante y gratificante, es cuando los resultados comienzan a verse y disfrutarse.

06. Ser un faro que dé testimonio a otros

El objetivo no es hacer un edificio interminable de pisos, sino hacer una edificación que inspire al mundo hacia la libertad. Una zona que era de desastre ahora es una de libertad.

Es un mensaje al entorno de que es posible levantarse y construir desde las ruinas y hacer propio un salmo del rey David, "Preparas mesa delante de mí en presencia de quienes nos hacían mal”. Los recursos sin trascendencia ni propósito, solo son dinero y sirven de muy poco.

07. Levantar un memorial para recuerdo

Se construye en la misma área, previamente Zona Cero, con esta frase: We will never forget, que en español significa "Nunca olvidaremos". El recordarnos de situaciones complejas nos mantendrá constantemente alertas para evitar nuevos sucesos similares.

No olvidar es muy diferente a tener resentimiento, ya que el segundo conlleva amargura, tristeza y dolor. El enfoque adecuado es recordar las bendiciones presentes que sobrevinieron de las dificultades pasadas.

Espero te sea de ayuda y bendición.

www.CesarTanchez.com
Autor del Libro “Más rápido y más Lejos en sus finanzas”