Economía

Bienes de acero bajan de precio en mercado local

El precio de los productos de acero que se consumen en la industria de la construcción han registrado una sustancial disminución durante el primer semestre del año, que va de 15% a 30%.

Por Urías Gamarro

El hierro corrugado para la construcción mostró una tendencia a la baja durante el primer semestre del año, según el INE, al igual que otros productos derivados del acero.
El hierro corrugado para la construcción mostró una tendencia a la baja durante el primer semestre del año, según el INE, al igual que otros productos derivados del acero.

La caída ha sido tan pronunciada que incluso en algunos casos —según los refleja el índice de precios de materiales de construcción de junio— se dio una variación negativa respecto de los precios de hace un año.

Con el índice elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) coincide el boletín de precios de materiales de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CCG).

Referencias

De acuerdo con el informe del INE y de la CCG, el quintal de hierro corrugado —puesto al consumidor final— tenía un precio en enero de Q333, pero en agosto pasado, el quintal se ubicó en Q289.

Variación positiva

  • Medición
  • Durante el primer trimestre del año, la construcción registró un crecimiento de 3.8%, inferior al 4.3% reportado en el último trimestre del 2014, según el Banco de Guatemala.
  • Para este año, se calcula que la actividad reporte un crecimiento de 2.8%, similar al registrado en el 2014.
  • Según la política económica, se proyecta una mayor inversión en edificación pública y privada para este ejercicio, sobre todo para la edificación comercial, industrial y vivienda.
  • Ese comportamiento reflejaría la recuperación del sector, luego de que tuvo caídas en el 2009 y en el 2010.

Eso significa una caída del 15.2% o sea, Q44 en el primer semestre.

La plancha —unidad de medida— de lámina negra se cotizó a principios de año en Q975, pero el mes pasado alcanzó los Q838, es decir, una caída del 16.3%, que en valor nominal es de Q137.

En el caso del tubo cuadrado de hierro, la pieza tenía un costo de Q36.50 en enero y la referencia en agosto fue de Q32.50, que equivale a una contracción de 11%.

Además de los productos anteriores, también los gaviones, clavos, estructumalla y tubos reportaron leves bajas.

A pesar de que el boletín de la CCG resalta que varios artículos que no son derivados del acero han tenido variación a la baja, otros han reportado una leve alza.

Causas

Jorge Ovando, gerente de la distribuidora Perfilasa, expuso que ese comportamiento se explica por dos razones, las cuales se han marcado en el primer semestre del año respecto del 2014.

La primera, explicó, se debe a la relación de las materias primas con el precio del barril de petróleo, que ha mantenido una caída constante en lo que va del año.

“El acero es un bien que está muy ligado a la cotización del petróleo, y responde a su curva”, aseguró.

El ejecutivo declaró que el otro impacto fue la caída de la demanda interna en la construcción originada por la crisis política del país, así como el desarrollo de las elecciones generales.

“La industria observa un proceso recesivo como producto de la incertidumbre generada. El impacto se vivió en agosto, en la cual para la mayoría de distribuidoras fue negativo”, resaltó.



Guatemala produce varilla de hierro para la construcción, así como importa acero para la manufactura de ese producto.
Guatemala produce varilla de hierro para la construcción, así como importa acero para la manufactura de ese producto.


En este caso, dijo, existe una paralización parcial de la obra gris que ejecuta el Estado, sobre todo en proyectos sociales, en comparación con la inversión privada, que tuvo un estancamiento pero se mantiene activa, resaltó.

Otra variación que también está ligada y que influye, explicó Ovando, es el tipo de cambio, el cual se ha mantenido estable, que beneficia en los volúmenes de importación de acero de otros países.

La actividad de construcción tiene un peso de 2.8% en la economía del país, y el año pasado produjo Q6 mil 501.3 millones.

Por aparte, el estudio del INE demuestra que otros productos para la construcción han reflejado caídas, como combustibles, lubricantes y llantas, así como otros bienes que se importan para atender el mercado local.

En el caso de la mano de obra, esta reflejó un incremento en junio último.