carreteras en mal estado

Descripción imagen
Samuel Reyes Gómez samreygo@yahoo.com

Caos provocado

Opinión

Una de las pocas carreteras en la que se continúa trabajando es la carretera del Atlántico, CA-9 Norte. Se están haciendo trabajos de construcción en el tramo Sanarate–El Rancho, desde el km 57 al 84+450. La construcción consiste en la ampliación a cuatro carriles con el apoyo del gobierno de Taiwán. Hay que reconocer que están haciendo un trabajo de calidad y se debe agradecer al pueblo de Taiwán por el apoyo en esta infraestructura muy útil para Guatemala. Como es obvio, para trabajar se interrumpe la circulación de vehículos en horarios específicos. Según el comunicado oficial de la Dirección General de Caminos del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda ,durante el día se interrumpe el tránsito de vehículos desde las 7.00 horas hasta las 20.00, en forma controlada, existiendo una o dos vías de circulación, y en la noche se cierra en tres horarios: a) desde las 20.00 hasta las 22.00 horas, b) 23.00 a 1.00 horas y c) de 2.00 a 4.00 horas.

Obra vial no debe estar condicionada

Opinión

Durante el reciente Encuentro Nacional de Empresarios se hizo patente la urgencia que Guatemala tiene de reiniciar la construcción de infraestructura vial, prácticamente paralizada desde el 2013, cuando se afianza el inicio del actual deterioro de casi todas las carreteras nacionales.

Descripción imagen
Haroldo Shetemul @hshetemul

El desastre de la red vial

Opinión

El lamentable estado en que se encuentra la red vial afecta la economía del país y el tránsito de vehículos de todo tipo. Es innegable que las carreteras no han estado entre las prioridades de las anteriores administraciones y que este gobierno recibió esa herencia. Sin embargo, el Ministerio de Comunicaciones (CIV) no ha hecho mayor cosa, lo cual se refleja en una baja ejecución presupuestaria y ha dejado que las carreteras se destruyan más. En varias partes del país ya no podemos hablar de carreteras, sino de caminos sinuosos, donde los vehículos se deterioran y se duplica o triplica el tiempo de tránsito. Estamos frente a una catástrofe que ahora se complica por las intensas lluvias, y lo peor es que esa situación se reflejará en alza de precios por el aumento en el costo del transporte. Y aquí es donde surge una interrogante: ¿Será que el objetivo es que las carreteras se dañen más para hacer creer que la privatización es la mejor solución?

Descripción imagen

Los baches del presidente

26/07/2017 Opinión

El maltrecho estado de las carreteras es un reflejo de la situación caótica y deteriorada del país. Por cualquier punto cardinal que usted, estimado lector, se movilice encontrará no decenas sino cientos de agujeros que muestran el abandono en que están las vías de comunicación. Ya ni siquiera se puede hablar de baches, sino que en múltiples casos se trata de enormes hoyos o tramos destruidos que hablan por sí solos de una historia de corrupción e indolencia de parte de autoridades y empresarios ligados a la pavimentación. Esta lamentable situación no solo afecta a los ciudadanos comunes, sino que tiene un impacto negativo en la industria y el comercio, por los estragos que causan en la estructura de los vehículos y en el tiempo que se pierde al tratar de esquivar esos obstáculos. A esa situación se agrega el peligro de que bandas criminales aprovechen para asaltar a los conductores cuando se ven obligados a aminorar la marcha debido a los hoyos.

Prensalibre.tv

Videos de Portada