Economía

Agenda de país agota tratados comerciales

Desde 1960, cuando Guatemala firmó su primer acuerdo, el país ha firmado 11 Tratados de Libre Comercio (TLC); sin embargo, expertos en el tema explican que la agenda en cuanto a la negociación de este tipo de herramientas está agotada.

Por Rosa María Bolaños

A pesar de esto, refieren, la recomendación futura es firmar acuerdos de alcance parcial.

“Desde el punto de vista de la política comercial externa Guatemala ya llegó a su fin con los TLC, seguir negociando tratados de libre comercio ya no tiene sentido económico inmediato”, aseguró Enrique Lacs, consultor en comercio y exviceministro de Economía.

Lacs basa su opinión en que ya se cuenta con TLC con los principales socios comerciales “a donde dirigimos el 90% de nuestras exportaciones y de donde traemos el 70% de las importaciones”.

A criterio del especialista en el tema comercial, lo mejor es que se continúe, pero con acuerdos de alcance parcial (AAP), ya que esos son para nichos especializados.

Lacs refirió que eso pudo hacerse con los países EFTA, bloque que lo integran Suiza, Islandia, Liechtenstein y Noruega.

El economista recordó que que está pendiente resolverse un tratado con China Popular aunque cree que será a largo plazo, además que ya se habla de un TLC con India.

María Luisa Flores, viceministra de Economía y Comercio Exterior, afirmó que considerar agotada la agenda para comerciales es tener una visión de corto plazo basado en el estado actual de los mercados.

En opinión de Flores, en la medida en que el país busque más oportunidades, la agenda tendrá que ampliar a otros mercados para dirigir su producción.

Recordó que Centroamérica negociará un TLC con Corea del Sur, además del convenio entre Guatemala y Canadá.

Respecto de China e India, dijo que no sabe cuándo se podría decidir algún convenio porque “aún no hemos analizado esos grandes mercados”.

Flores adelantó que con India se habla de un acuerdo recíproco de inversiones, pero con China lo que se hacen son acercamientos para implementar las relaciones comerciales —tomando en cuenta que Guatemala no ha entablado relaciones diplomáticas con ese país—.

Respecto de buscar más AAP comentó que depende de qué países se trate, porque hay algunas naciones que son complementarias y se puede usar esa herramienta, pero en otros también hay oportunidades de inversiones y de cooperación por lo que conviene más un TLC.

Lacs agregó que los TLC han ayudado a aumentar el comercio en especial con EE. UU. y México, entre otros ejemplos.

Comentó que algunos actores creen que el comercio no ha crecido lo suficiente, pero opinó que eso es un problema de competitividad, ya que las empresas no están preparadas, no tienen la calidad y productividad.

“Guatemala es una economía pequeña y abierta porque el arancel promedio es de 6%, eso la convierte en un candidato para ser una economía atractiva para un TLC”, manifestó Flores.