Hemeroteca

La eterna agonía de los ríos del país

Al conocerse la situación de contaminación del río Lempa en Esquipulas, Chiquimula, donde  se localizaron cientos de peces muertos, nos hace recordar otros casos similares de contaminación de ríos y lagos de Guatemala.

Por Por: Hemeroteca PL

Un vecino muestra dos peces muertos en la laguna Las Garzas, San Antonio Ilotenango, Quiché, en donde fueron encontrados centenares de peces muertos. 2/7/2010. (Foto: Hemeroteca PL)
Un vecino muestra dos peces muertos en la laguna Las Garzas, San Antonio Ilotenango, Quiché, en donde fueron encontrados centenares de peces muertos. 2/7/2010. (Foto: Hemeroteca PL)

Pobladores de la aldea Paxcamán, Flores, Petén, se alarmaron el 20 de enero 1973 luego de que en la laguna del Julec y la laguna grande, situada en Paxcamán se observó gran mortandad de peces.  

El entonces gobernador de este departamento, coronel Marco Asturias Sobral, se dirigió a inspeccionar  el lugar y así poder establecer el origen de la mortandad de los peces, donde se determinó que la causa era un pesticida.

El 6 de enero de 2003 una nueva catástrofe ambiental se produce en el río Motagua, luego de que desechos químicos fueron vertidos en éste, causando la muerte de miles de peces.



En la fotografía se observa la gran cantidad de peces muertos.(Foto: Hemeroteca PL)
En la fotografía se observa la gran cantidad de peces muertos.(Foto: Hemeroteca PL)


Olores nauseabundos empezaron a emanar del río. Según vecinos de El Progreso y Zacapa, aledaños al Motagua, en esa ocasión el olor era insoportable, debido a que cientos de peces se encontraban en las márgenes del río.

Los habitantes de las aldeas El Jícaro, El Progreso, no desaprovecharon la oportunidad, y comenzaron a recolectar los peces los cuales se llevaron para alimentarse. Según dijeron, con bastante limón se pueden comer; otros los colocaron en baldes, pues sabían que los peces podrían estar contaminados.

Autoridades al ser consultadas dijeron que en el río Motagua era contaminado por  la mitad  de aguas negras de la capital así como desechos industriales, en el afluente más largo del país.

Otros ríos contaminados

La aparición de peces muertos en el río Salamá  el 27 de marzo 2008 alarmó a vecinos de la aldea Tempisque, San Miguel Chicaj, ya que observaron que las aguas del río estaban contaminadas. Muchos pobladores la utilizan para aseo personal y consumo.

Niños de Salamá llegaron al afluente a pescar, pero se sorprendieron cuando observaron cómo una enorme mancha roja aparecía en el agua, por lo que decidieron volver a sus casas.

Los niños dieron voz de alarma a sus padres por lo que  se dirigieron al sitio, al llegar dijeron aunque el río no es muy profundo, los peces casi nunca se ven; sin embargo, muchos nadaban en la superficie y luego morían.



Vecinos que viven de la pesca tienen prohibido utilizar el agua del río Motagua para consumo humano debido a la muerte de peces. 2/7/2008. (Foto: Hemeroteca PL)
Vecinos que viven de la pesca tienen prohibido utilizar el agua del río Motagua para consumo humano debido a la muerte de peces. 2/7/2008. (Foto: Hemeroteca PL)


El 18 de junio 2008 en La Gomera, Escuintla, pobladores de cinco comunidades de esta localidad se preocuparon debido a la gran cantidad de peces muertos que ha aparecido flotando en las aguas del río Ancomé, atribuyendolo a la polución.

Lázaro Monterroso Díaz, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) de Paredón Buena Vista, dijo que las comunidades afectadas eran Sipacate, Agua Blanca, Paredón Buena Vista, Los Chatos y Limones, todos estos lugares utilizaban el agua del río para consumo humano, producción salinera, de camarones y pesca.

Agregó que se percataron de la  gran cantidad de peces muertos en el río y, al hacer una inspección en el lugar, comprobaron que ésta tenía desechos del proceso de limpieza de caña de azúcar que efectúan los ingenios del lugar.

El 2 de julio 2008 pobladores de la ribera del río Motagua  dijeron que las aguas estaban más contaminadas que en otras ocasiones puesto que autoridades  del lugar no habían hecho nada para el rescate y limpieza del exceso de minerales que contiene ese caudal, lo cual causó la muerte de especies acuáticas, imposibilitando el uso cotidiano del río.

En 2010 la población de San Antonio Ilotenango, Quiché, estaba preocupada por una sustancia verde, espesa y viscosa que emergió en la laguna Las Garzas, a la cual le atribuyeron la muerte masiva de peces.



En 2015 una contaminación masiva provocó la muerte de unas 40 toneladas de peces en el río La Pasión, Petén. (Foto: Hemeroteca PL)
En 2015 una contaminación masiva provocó la muerte de unas 40 toneladas de peces en el río La Pasión, Petén. (Foto: Hemeroteca PL)


Vecinos comentaron que durante la tormenta Ágatha aumentó el volumen de la laguna e inundó calles de la población; días después se hallaron varios peces muertos en la playa.

Posteriormente, apareció la citada sustancia verde, y desde entonces el problema se intensificó. Los habitantes temían que esta causara la muerte de las 70 mil tilapias que allí se criaron y que el turismo se alejara.

“Aquí, la mayoría de personas acostumbran a pescar y consumir lo que obtienen en la laguna, pero ahora tenemos miedo de hacerlo ya que la mancha verde está matando a los peces", manifestó Rosa Hernández.

El 16 de julio 2014 en el estero Laguna Grande, en El Rosario, Champerico , Retalhuleu, los pescadores atribuyeron a la contaminación la muerte de peces, autoridades realizaron una investigación, ya que  dijeron que no era justo que los animales murieran solo porque una empresa lanza desperdicios químicos al estero.

El pescador Margarito Fuentes dijo: “Esto es una catástrofe ambiental porque no solo se murieron cientos de peces de diferentes especies, sino también aves que se comieron los pescados contaminados. Hay pérdidas por varios miles de quetzales, ya que gran parte de personas de esta comunidad se dedica a la pesca para subsistir”.

En junio de 2015 otro caso de muerte de peces ocurrió en aguas del río La Pasión, en Sayaxché, Petén, donde se declaró alerta amarilla, dijo Edwin Samayoa, de la Unidad de Gestión Ambiental Municipal de Sayaxché, quien visitó el caserío Champerico y constató que cientos de peces muertos eran arrastrados por la corriente.



Peces muertos por contaminación en el río Motagua causada por químicos vertidos en el agua. 15/01/2003. (Foto: Hemeroteca PL)
Peces muertos por contaminación en el río Motagua causada por químicos vertidos en el agua. 15/01/2003. (Foto: Hemeroteca PL)


El alcalde de Sayaxché, Rodrigo Pop, dijo: “Llora sangre, pues afecta a pescadores artesanales radicados en la zona urbana y a pobladores de la ribera. Exigimos al Ministerio de Gobernación y al MP que investiguen”.

Prueban barrera para retención de desechos  sólidos en el río Motagua. (Video: Prensa Libre TV)