Fútbol Internacional

Alves: “Las palabras de Piqué no tenían maldad”

El lateral azulgrana Dani Alves ha quitado hierro hoy a la celebración de su compañero de equipo Gerard Piqué tras la conquista de la Liga de Campeones y ha afirmado que sus palabras, recordando al cantante colombiano Kevin Roldán y la fiesta de Cristiano Ronaldo, no tenían maldad.

Por Barcelona/EFE

Dani Alves se mostró muy feliz durante la conferencia de prensa. (Foto Prensa Libre: AFP)
Dani Alves se mostró muy feliz durante la conferencia de prensa. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Era todo un cachondeo, las palabras de Gerard Piqué no tenían maldad”, aseguró el lateral brasileño en la rueda de prensa en la que ha explicado los motivos por los que finalmente ha renovado por el Barcelona.

Dichas declaraciones se producen después de que el central azulgrana agradeciera en la celebración del triplete la participación del cantante colombiano en la fiesta privada que el jugador portugués organizó para celebrar su cumpleaños.

“Yo solo he echado de menos que Kevin Roldán no viniera a la celebración de los títulos”, bromeó Alves, quien ha reconocido que la fiesta del portugués quizás sí que ayudó un poco a la plantilla azulgrana.

Siguió su corazón

Después de firmar ayer la renovación con el FC Barcelona hasta el año 2017 y otro opcional, Dani Alves afirmó que siguió el corazón para decantarse, finalmente, por la oferta del club azulgrana, a pesar de tener propuestas económicamente superiores.

Si hace algo más de dos semanas aseguró que el Barcelona le había faltado el respeto con la oferta de renovación que le había presentado, el brasileño, con el triplete bajo el brazo, explicó los motivos por los que ha decidido continuar en el club azulgrana.

“Era lo que mi corazón me pedía y finalmente todo ha salido bien, hemos vuelto a disfrutar y a conseguir los objetivos que nos marcamos”

“Las cosas en el futbol y en la vida van girando. Ahora ha pegado un giro de 360 grados y al final estoy aquí. Era lo que mi corazón me pedía y finalmente todo ha salido bien, hemos vuelto a disfrutar y a conseguir los objetivos que nos marcamos”, aseguró en la comparecencia celebrada en el Camp Nou.

Más tranquilo y sonriente que en la última rueda de prensa en la que criticó a la junta directiva por menospreciarlo, el brasileño ha admitido que en algunos momentos de la temporada se había sentido medio apartado por parte del club, unas sensaciones que, en su opinión, cambiaron después de la celebración del triplete.

“Hasta antes de la celebración si no sucede lo que sucede en el Camp Nou, quizá hubiera tomado otra decisión. Llegué al Camp Nou y sentí que estaba equivocado. La gente me valora y me impulsaron a quedarme”, precisó.

A ello se sumó el apoyo que recibió por parte del vestuario, que no dudo en calificar como el mejor grupo del mundo.

Entre los que insistieron para que no dejara el club azulgrana fue el argentino Leo Messi. “Me dijo: Dani quédate, ¿donde vas a estar mejor que aquí?”.

Alves negó que, a raíz de las negociaciones, tenga mala relación con el expresidente Josep María Bartomeu y ha admitido que su agente ha mantenido contactos con los candidatos que pueden presentarse a las elecciones que se celebrarán en el mes de julio.

“Cuando decía que no me estaba sintiendo a gusto no era por culpa del presidente, era por culpa de todo lo que envolvía al club, porque la gente estaba dudando de mí. Mucha gente decía que estaba acabado, pero yo soy muy cabezón”, resaltó.

El entrenador Luis Enrique Martínez también fue otra de las claves para que el lateral continúe ligado con el club en el que aterrizó procedente del Sevilla en el año 2008-09 a cambio de 36 millones de euros.

“Al principio de temporada él me dijo una frase que me marcó muchísimo: Dani quédate, que este año vamos a disfrutar, y se me quedó en la cabeza. Como se ha quedado yo me quedo -ha bromeado-. Me gustan las personas que trabajan duro, me veo muy reflejado en él”.

En cualquier caso, la oferta del Barcelona no era, según el brasileño, la mejor que manejaba su agente, pero finalmente prefirió escoger el sueño de reinventarse para que el ciclo ganador del Barcelona se alargue.

“Si fuera por dinero no estaría en este club. A base de trabajo y de insistir lo hemos logrado. Pienso que es algo muy grande poder permanecer en este club y poder seguir haciendo historia. A este libro aún quedan páginas”, ha añadió.

Una leyenda que Alves quiere seguir ampliando en un grupo humano que, según ha opinado, es mejor que el del primer triplete a las órdenes de Pep Guardiola de la temporada 2008-09.

“La última vez que nos sentamos aquí dije que ganar es un buen vicio. Cuando el vicio no perjudica a los demás es sano. Y eso es lo que demuestra este equipo. Puedes reinventarte y hacer algo más para seguir compitiendo”, concluyó.