Justicia

Barquín ya tiene juez pesquisidor

El expediente del ex vicepresidenciable de Libertad Democrática Renovada (Líder), Édgar Barquín, fue remitido al Juzgado Noveno de Instancia Penal, por su presunta participación en la red de lavado liderada por Francisco Morales, alias Chico Dólar.

Por Byron Vásquez

El caso de Édgar Barquín pasa al Juzgado Noveno.
El caso de Édgar Barquín pasa al Juzgado Noveno.

El viernes de la semana recién pasada, la Corte Suprema de Justicia envió el expediente a Gestión Penal y ese mismo día fue asignado.

El Ministerio Público lo señala de los delitos de asociación ilícita y tráfico de influencias.

Chico Dólar mantenía una relación con los hermanos Édgar y Manuel Barquín, y con el diputado Jaime Martínez, en la cual, a cambio de protección, financiaba actividades políticas. La fiscal general, Thelma Aldana, anunció la semana pasada que pedirían la conexión para el Juzgado de Mayor Riesgo B.

Arraigado

El juzgado penal de turno ordenó el arraigo contra Édgar Baltazar Barquín Durán excandidato a la vicepresidencia por el partido Libertad Democrática Renovada (Líder), luego que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) oficializará los resultados electorales.

La solicitud del MP es como medida cautelar para garantizar su presencia en el país, mientras se realizan las investigaciones por su posible vinculación a una red de lavado de dinero que funcionaba en Jutiapa desde el 2008.

La medida se tomó, luego de perder materia la solicitud de antejuicio que el MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) presentaron el pasado 15 de julio contra Barquín Durán por los delitos de asociación ilícita y tráfico de influencias, cuando Barquín era candidato a la vicepresidencia por el partido Líder.

El caso donde se vincula al excandidato vicepresidencial del partido Líder se denomina Lavado y Política.

También el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) presentaron antejuicios contra los diputados Jaime Martínez Lohayza y Manuel de Jesús Barquín Durán, hermano del excandidato.

La investigación inició en el segundo semestre de 2014 por denuncias sobre la existencia de una estructura que operaba en ese departamento dedicada desde el 2008 a desarrollar actividades de lavado de activos, y contaba con la colaboración de autoridades locales y nacionales.

El cabecilla de la red de lavado de dinero era Francisco Edgar Morales Guerra, alias “chico dolar”, quien entre el 2008 y el 2011 recibió grandes sumas en efectivo de moneda extranjera, principalmente dólares. Para la realización de sus actividades ilícitas contó con la participación de familiares, particulares y funcionarios públicos.