0 Comentarios | LUNES 17/09/2012

Los números y el Calendario Maya

//Por Elisa Mencos Quiroa//

Cada lunes nos adentraremos en estos y otros temas que nos ayudarán a comprender qué es el Bak'tun 13 visto desde el punto de vista de la arqueología. En esta ocasión empezaremos por la numeración y algunos conceptos relacionados con el calendario maya.

Los Números

Los Mayas como aprendimos en el colegio hace muchos años (bueno, para algunos no tanto, ¡dichosos!), utilizaron un sistema vigesimal en el que cada uno de los números era representado por puntos y barras. Los puntos representaban un valor numérico de 1 y las barras el equivalente al valor numérico 5 (Figura 1). Para representar el cero empleaban un símbolo de concha cuyo significado era "terminación". Empezaban por el 0 hasta llegar al 19, de allí en adelante los números se indicaban con base en su posición. Esto quiere decir que iban en aumento de 20 en 20, de abajo hacia arriba y no como lo hacemos en el sistema decimal que es de derecha a izquierda (Figura 2). El número 20 consistía en colocar un punto arriba del símbolo de concha (0). Los números no solamente eran representados por puntos y barras, en ocasiones dentro de las inscripciones podían ser remplazados por las variantes de cabeza, éstas son imágenes de las cabezas de varias deidades con rasgos humanos. Los números del 1 al 13 y el cero tenían su propia variante de cabeza, mientras que del 14 al 19 se retoman las ya conocidas teniendo como característica principal que la mandíbula es descarnada (Figura 3). Por ejemplo si queremos escribir el número 15 buscamos la variante de cabeza del número 5 y le cambiamos la mandíbula por una que sea descarnada, de esta forma se escribiría el 15.

(Figura 1)

(Figura 2)

(Figura 3)

El Calendario

Para los mayas el tiempo era cíclico, el final de un ciclo representaba el inicio de otro. El calendario era muy importante porque les ayudaba a registrar los acontecimientos trascendentales, determinar la fecha en la que debían sembrar y cosechar, además que era la forma de presentar y llevar la cuenta de los ciclos de los astros. Dichos ciclos fueron determinados por los mayas a través de la observación del movimiento de los mismos.

La base del calendario era el k'in o día; le sigue el winal o mes de 20 días; a continuación estaba el tun o la suma de 360 días (1 año); después se encontraba el k'atun o 7,200 días (20 tunes) y por último estaba el bak'tun o 144,000 días (20 k'atunes). Además de los periodos anteriores existían otros más grandes que dan la idea de eternidad: el piktun, o 20 k'atunes (2,880,000 días), kalabtun o 20 piktunes (57,600,000 días) y el kinchiltun o 20 kalabtunes (1,152,000,000 días). A diferencia del resto de las unidades de tiempo, los winales no se contaban de veinte en veinte, sino que eran 18 para que al momento de realizar los cálculos matemáticos la cantidad de días dentro del año coincidiera con el ciclo del sol (Figura 4). Al igual que con los números, cada uno de estos tenían una representación gráfica o glifos los cuales podían tener variantes de cabeza.


(Figura 4)


Como se mencionó líneas arriba, el calendario sirvió para registrar diferentes fechas, una de las más importantes lo constituye el inicio del calendario mismo siendo el 13 de agosto del año 3,114 a. C. 4 Ajaw 8 Kumk'u (13.0.0.0.0). Por medio de cálculos matemáticos se ha logrado hacer la conversión de las fechas del calendario maya al gregoriano para conocer el año y día corresponde y así podamos tener una idea más clara del momento en que sucedieron los eventos. Para facilitar este proceso existen en la web una serie de páginas que realizan estos cálculos por nosotros: http://research.famsi.org/spanish/date_mayaLC.php 

En palabras de Kettunen y Helmke (2010:49): "En esencia, el sistema calendárico maya registra el tiempo de dos maneras. Por un lado, el registro lineal del tiempo mediante la cuenta larga a partir de un punto o año cero (fijado mitológicamente el 13 de agosto de 3114 a.C.) y, por otro, de manera cíclica haciendo uso básicamente de dos ciclos calendáricos (el tzolk'in [260 días] y el haab [365 días]), que juntos conforman la llamada rueda calendárica)". La próxima semana hablaremos del haab, el tzolk'in, los ciclos de venus, la rueda calendárica y la cuenta larga.

El "alfabeto" de Landa

Gracias a Fray Diego de Landa, quien escribió "La Relación de las Cosas de Yucatán", se conoce parte de los glifos encontrados en las inscripciones, los días y los meses del calendario maya, así como las fiestas a celebrar en cada mes (Figura 5). Dedica el Capítulo XXXIX a explicar el calendario, el XL al comienzo del calendario romano y yucateco y el Capítulo XLI a la escritura de estos. Es posible bajar una versión en pdf de este documento, no está completa pues no incluye las ilustraciones y hacen falta algunos capítulos, sin embargo, vale la pena consultarla: http://www.wayeb.org/download/resources/landa.pdf

(Figura 5)

Cada semana incluiré el nombre de documentos relacionados con la escritura maya y el tema del Bak'tun 13. Un documento que pueden consultar para la introducción al entendimiento de la escrutura maya y que se encuentra en la web es una guía escrita por Harri Kettunen y Christophe Helmke, se titula "Introducción a los Jeroglíficos Mayas", está traducida al español por lo que es de fácil comprensión. La dirección donde la pueden bajar es esta: http://www.mesoweb.com/es/recursos/intro/index.html

Otro libro que pueden consultar es "Reading the maya glyphs", escrito por Michael D. Coe y Mark Van Stone, de la editorial Thames & Hudson. Y para terminar les dejo un pequeño chiste encontrado en la web, este es de mis favoritos. Saludos y hasta la próxima semana.

(Figura 6)

Sobre este plog

Sobre este espacio

Especialistas invitados por Prensa Libre muestran sus puntos de vista sobre los temas más importantes relacionados al fin del ciclo maya.

Sobre este plog
Cirilo Pérez Oxlaj

Es un honorable Ajq'ij o guía espiritual maya de la décimotercera generación K'iche'. Desde temprana edad fue reconocido y practicó los valores mayas heredados de sus abuelos y padres, lo que le llevó a ser un mensajero de su pueblo.

Elisa Mencos

Es miembra del Departamento de Curaduría del Museo Popol Vuh. Licenciada en arqueología, egresada de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Actualmente cursa una Maestría en Museología. Se especializa en metalurgia prehispánica.

Lolmay Pedro García

Maya-kaqchikel, linguista con estudios sobre epigrafía. Presidente de la Comunidad Linguística Kaqchikel de la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala (ALMG). En la actualidad dicta conferencias sobre el Oxlajuj B'aqtun, desde un enfoque matemático maya y de epigrafía.

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.