Fieles visitan Basílica de Esquipulas para venerar al Cristo Negro

El espíritu del salmo 122, que reza: “Qué alegría cuando me dijeron: Vamos a la casa del Señor”, prevalece este mes entre  feligreses  que peregrinan a Esquipulas, para visitar la imagen del Cristo de Esquipulas.

Por POR EDWIN PAXTOR Y LEONEL SIÓN

<p>El Cristo de Petén se venera en Flores. (Foto Prensa Libre: Walfredo Obando) <br></p>
El Cristo de Petén se venera en Flores. (Foto Prensa Libre: Walfredo Obando)

ESQUIPULAS - Miles de romeristas de diferentes partes del país llegan estos días a la Basílica de Esquipulas, Chiquimula, para venerar al Cristo Negro, cuya novena concluye el 15 de enero.

Jaime Rosa, hermano de la Orden Benedictina y que tiene a su cargo la administración de la basílica, expuso en su oportunidad que entre los dos fines de semana, que comprende el 10 y 18 de enero, se espera a 150 mil peregrinos.

Añadió que el Comité de la Basílica, que reúne a entidades de este municipio, se ha estado reuniendo para tener todo preparado para la llegada de los viajeros. Ante las actividades religiosas, el programa incluye presentaciones culturales, como bailes folclóricos mexicanos.

Rosa Angélica Estrada, subcomisaria de la Policía Nacional Civil, y jefa de la Sección de Operaciones, indicó que ya tienen coordinada la seguridad para estas fechas.

Agregó que trabajan con el Ejército, Policía Municipal de Tránsito de Esquipulas y la Dirección de Seguridad y Protección Vial.

El comerciante Jorge Mario Ardón expuso que este mes es importante para ellos, por lo que se preparan anticipadamente.

Rigoberto Duarte, presidente de la gremial de hoteleros, manifestó que cuentan con una red de 122 hoteles, pensiones y otros hospedajes, con diferentes precios, para albergar a los viajeros.

En estas fechas también pobladores abren sus casas para albergar a turistas, mientras que los jardines de la basílica son habilitados para acampar.

El concejal Víctor Gálvez resaltó que la comuna pone a disposición de los romeristas el parqueo Las Minas, ubicado a un costado del templo.

Otros países

También llegan devotos de Honduras, El Salvador y del sur de México.

El historiador Miguel Álvarez explicó que esto se debe en parte a que durante la Colonia, parte del territorio ahora de México estaba bajo administración de la arquidiócesis de Guatemala, la que entonces estaba en la catedral de Antigua Guatemala, Sacatepéquez.

Álvarez comentó que también fue producto de la labor de misioneros católicos, como fray Antonio Margil de Jesús, quien llevó la veneración del Cristo Negro a Querétaro, México, en el siglo XVII.

De esa época se remontan los santuarios del Cristo de Esquipulas en Alajuela y Conacaste, Costa Rica.

La advocación también es venerada por guatemaltecos emigrados a Los Ángeles y Nueva York, EE. UU.

Municipios

Entre los municipios donde veneran al Cristo Negro también se encuentran Casillas y Taxisco, Santa Rosa; Santa María de Jesús, Sacatepéquez; Santa María Chiquimula, Totonicapán; Colomba y Sibilia, Quetzaltenango; Guastatoya, El Progreso; Flores, Petén; Chinique, Quiché; Pueblo Nuevo, Suchitepéquez; Nentón y La Libertad, Huehuetenango, y Esquipulas Palo Gordo, San Marcos.