Alta Verapaz

Hallan cuerpo sin vida de hijo de periodista en Cobán

Autoridades encontraron el cadáver Aberto Emanuel Yash Ayala, de 20 años, hijo del periodista Esaú Yash Asencio, envuelto en sábanas en la finca Diesseldorff, Cobán, Alta Verapaz.

Por Eduardo Sam

El cuerpo fue hallado a un costado de la lotificación Las Mercedes. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam)
El cuerpo fue hallado a un costado de la lotificación Las Mercedes. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam)

Familiares indicaron que el joven estaba desaparecido desde el pasado sábado. Su padre es integrante de la Asociación de Periodistas y Comunicadores Sociales de Alta Verapaz.

Las autoridades buscan determinar si una camioneta gris que se encontraba a unos 50 metros del cadáver, tiene algún vínculo con el hecho.

Guardianes de la lotificación indicaron que a eso de las 22.30 horas del martes último escucharon que un vehículo detuvo su marcha en el lugar. Después se acercaron para ver qué estaba pasando y observaron a dos hombre que salieron corriendo, por lo que avisaron a las autoridades.

Ángel Martín Tax, presidente de la Asociación de Periodistas de Alta Verapaz, repudió el hecho y lamentó que la violencia va en aumento en la región de las Verapaces.

El comunicador exige a las autoridades esclarecer el hecho.

Alberto Emanuel Yash Ayala, en una fotografía en vida. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam)
Alberto Emanuel Yash Ayala, en una fotografía en vida. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam)

El padre de la víctima indicó que su hijo estudiaba el primer año de Agronomía en el Centro Universitario del Norte (Cunor) y su aspiración era graduarse de ingeniero agrónomo.

“Hacía su mayor esfuerzo para avanzar en su carrera universitaria. Recuerdo que cada vez que nos mirábamos nos abrazábamos y nos saludábamos de beso, como cuando lo vi la última vez, luego de una cobertura de una conferencia de prensa. Él era buen hijo, amoroso, dedicado, trabajador e independiente”, aseguró Yash Asencio.

Yash Ayala era el mayor de tres hermanos. Trabajaba y estudiaba por su cuenta. Era amante de la fotografía y diseño gráfico, pues hizo pequeños negocios o trabajos para lograr el sustento diario.

“No era de los que buscaba problemas, por lo que pido a la autoridades que investiguen qué fue lo que sucedió.  A la Policía y Gobernación Departamental les agradezco el apoyo, pero sí necesitamos saber qué fue lo que pasó, porque era tranquilo y muy buen muchacho”, finalizó el padre.