Sololá

Asociaciones reconocen trayectoria de juez de Sololá

Entidades de derechos humanos nombraron la semana última al jurista Manuel Arturo Estrada García, de 68 años como “juez justo del año”. El juez es originario de Jutiapa y desde hace 18 años imparte justicia en el juzgado de familia y trabajo de Sololá.

Por Ángel Julajuj

Manuel Arturo Estrada García, de 68 años, fue nombrado "juez justo del año" en Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Manuel Arturo Estrada García, de 68 años, fue nombrado "juez justo del año" en Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

La Asociación para la Prevención de la Violencia (Asciprem), la Escuela Mundial para la Paz y Tele Maya reconoció la noche del sábado la trayectoria de juez Estrada García, porque se ha caracterizado ser justo en la aplicación de la ley.

Estrada García lleva 18 años en dicho juzgado y se ha ganado la admiración, respeto y confianza de los vecinos por la forma de impartir justicia, siempre enfocado en la defensa de los derechos de las personas.

“Somos sirvientes del pueblo de Sololá y Guatemala. Tenemos vocación de lo que hacemos, cero corrupción e impunidad y aplicamos la ley como debe ser”, opinó el jurista, quien dijo que dicho juzgado atiende unos ocho mil casos al año.

El juez dijo que antes de llegar al puesto trabajó como catedrático durante 22 años y en la actualidad es docente universitario en Sololá.

García cuenta que su secreto como jurista es la misericordia con que actúa al momento de hacer su trabajo.

“Somos sirvientes del pueblo de Sololá y Guatemala. Tenemos vocación de lo que hacemos, cero corrupción e impunidad y aplicamos la ley como debe ser”. Manuel Arturo Estrada García

“Lamentablemente la ley de tribunales de familia tiene otra característica, recordemos que la justicia lo impartimos los hombres, pero la equidad la imparte Dios. Ser equitativo es difícil, porque todos nos equivocamos”, reconoció.

Según el juez, los problemas más recurrentes en el departamento son por la pensión alimenticia. “Como anécdota, hace un mes y medio tuvimos una equivocación: a las siete de la noche firmé una pensión alimenticia a un hombre por Q2 mil, resulta que después nos dimos cuenta que él es interdicto (cuando tiene restringido el ejercicio de ciertos derechos) y era a la esposa quien tenían que dar la pensión al hombre. El error se corrigió”, comentó.

El juez dijo que conoce que Sololá es en un lugar de pobreza y cree que es necesario aplicar bien la justicia. “Honro mi trabajo y lo seguiremos haciendo dentro del juzgado con el equipo que me apoya”, expresó.

Valerio Morales, líder comunitario de Sololá, opinó que el honor lo ganó porque siempre ha apoyado al departamento. Explicó que el jurista, previo a juzgar, siempre inicia por un análisis, consciente que como seres humanos nos equivocamos, evalúa los casos antes de emitir una sentencia. “Lejos de apegarse a la Ley, también se apega a la realidad de la población indígena”,  dijo Morales.

Marta Orozco, vecina del municipio, recordó que fue beneficiada en un proceso que tuvo a su cargo Estrada García. “No fue mucho la pensión económica que recibo, pero somos conscientes de nuestra realidad. Lo importante es que mis hijos estudian, tiene comida y salud”.