Chimaltenango

Accidente en moto le cambia la vida a joven recién casada

El sábado último todo era felicidad para Kimberly Xiomara Silvestre Say, pues cumplió uno de sus sueños: celebrar su boda; sin embargo, su vida cambió repentinamente el lunes último, cuando junto con su pareja se accidentó cuando viajaba en moticicleta por Chimaltenango y él murió.

Por Víctor Chamalé

Rut Say y Néstor Silvestre aseguran que le darán apoyo a su hija, Kimberly Xiomara, para que supere la pérdida de su esposo. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Rut Say y Néstor Silvestre aseguran que le darán apoyo a su hija, Kimberly Xiomara, para que supere la pérdida de su esposo. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

La ilusión de Kimberly, de 19 años, y su esposo, Brandon William Álvarez Álvarez, 22, era compartir unos días en Panajachel, Sololá, por lo que la madrugada del lunes, apenas un día y horas después de haberse dado el sí, emprendieron el viaje hacia el occidente en  una motocicleta desde Fraijanes, sin pensar que su destino cambiaría de rumbo en un abrir y cerrar de ojos.

La pareja viajaba en medio de la oscuridad de la madrugada, a eso de las 4.45 horas, y  al llegar al kilómetro 52 de la ruta Interamericana fue arrollada, aparentemente por un camión. Por lo fuerte del impacto ambos salieron expulsados.

Los recién casados quedaron gravemente heridos y vecinos de sector los auxiliaron  mientras arribaban los bomberos. Las lesiones de Álvarez  fueron mortales  y pese a los esfuerzos de los socorristas por reanimarlo perdió la batalla contra la muerte.

Lugar en el que murió Brandon William Álvarez Álvarez, en Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Lugar en el que murió Brandon William Álvarez Álvarez, en Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Este martes, cuando Silvestre salía del Hospital Nacional de Chimaltenango, a donde fue trasladada después del percance, recordó que conoció a su pareja hace año y medio, cuando estudiaban para ser chefs profesionales. En medio de lágrimas se negaba a creer que el amor de su vida ya está muerto.

“No puedo creer que esto me esté pasando. Solo recuerdo que él manejaba despacio y pasamos por El Tejar, luego ya no recuerdo más. Cuando desperté estaba en el hospital y los médicos me dijeron que había tenido un accidente. Pregunté por mi pareja pero nadie me quería decir la verdad”, expuso Silvestre.

“Voy a extrañar a mi esposo porque era muy cariñoso conmigo. Siempre me decía que nunca me iba a dejar, porque si se casó conmigo era para toda la vida. Dios sabe lo que hace y me duele estar pasando por estos momentos”, indicó la joven mujer.





Néstor de Jesús Silvestre, padre de la joven, lamentó que la sorpresa que su yerno le quiso dar a Kimberly terminó en tragedia.



Rut Say, madre de Kimberly Silvestre, la ayuda al momento de salir del Hospital Nacional de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Rut Say, madre de Kimberly Silvestre, la ayuda al momento de salir del Hospital Nacional de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

“Me dijo que para que todo fuera sorpresa solo le iba a decir a mi hija que iban a salir de madrugada a un lugar especial y por eso salieron muy temprano. Siento mucho lo que le pasa a mi hija. Desde que ellos se casaron se los entregamos a Dios y si esto pasó él sabe por qué”, dijo.

“Siento mucho que Brandon haya muerto, porque estaban bien ilusionados, pues antes de casarse alquilaron una casa en la capital y habían comprado todo lo necesario para vivir juntos. Solo nos queda desearle mucha fortaleza a mi hija porque no es fácil casarse y a los pocos días perder al esposo”, refirió Silvestre.