Chimaltenango

Albañil se salva de morir electrocutado mientras trabajaba en una terraza

El albañil Anderson Augusto Ixtún Guarán, de 18 años, estuvo a punto de morir electrocutado, luego que tocara cables de alta tensión mientras trabajaba en la terraza de una vivienda, en el km 53 de la ruta antigua a Chimaltenango, El Tejar.

Por Víctor Chamalé

Augusto Ixtún Guarán fue rescatado por los Bomberos Voluntarios y Municipales, luego de que por accidente tocara cables de alta tensión, en Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Augusto Ixtún Guarán fue rescatado por los Bomberos Voluntarios y Municipales, luego de que por accidente tocara cables de alta tensión, en Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Los Bomberos Municipales Departamentales y Bomberos Voluntarios trabajaron 45 minutos para bajar al joven, pues la vivienda donde trabajaba está en construcción, lo que dificultó el rescate.

El socorrista Miguel Ángel Pérez dijo que Ixtún tenía quemaduras de segundo y tercer grado, por lo que fue trasladado al Hospital Nacional de Chimaltenango. “El rescate fue difícil, porque los cables pasan a un metro y medio de la terraza”, comentó Pérez.

“Recomendamos a los propietarios de las viviendas que quieren construir cerca de donde pasan los cables de alta tensión que soliciten una supervisión a la empresa que está a cargo de la conducción de la energía para que no sucedan estos accidentes”, indicó el socorrista.

Augusto Ixtún Guarán fue trasladado a la emergencia del Hospital Nacional de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Augusto Ixtún Guarán fue trasladado a la emergencia del Hospital Nacional de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Un compañero del afectado comentó que terminaban de fundir la terraza cuando Ixtún, por accidente, tocó los cables de alta tensión con una varilla de hierro.

El vecino Byron Cruz comentó que por ese sector los cables de energía eléctrica pasan muy cerca de las viviendas y que representan un peligro.

“Este es un problema serio, ya que las personas que tienen sus viviendas debajo de los cables no pueden construir, y quienes lo hacen se arriesgan a que pase lo que sucedió hoy.  Esperamos que las autoridades municipales se acerquen a verificar las viviendas que están en riesgo y en conjunto con la empresa a cargo de distribuir la energía eléctrica hagan algo para evitar más accidentes”, indicó Cruz.