Chimaltenango

Atrapan serpiente en el patio de vivienda en El Tejar

Socorristas de los Bomberos Municipales Departamentales de El Tejar, Chimaltenango, atraparon este lunes una serpiente de 1.25 metros de largo en el patio de una vivienda, en La Pinada II, zona 3 de ese municipio.

Socorrista muestra la serpiente de 1.25 metros de largo que fue atrapada en La Pinada II, zona 3 de El Tejar, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Socorrista muestra la serpiente de 1.25 metros de largo que fue atrapada en La Pinada II, zona 3 de El Tejar, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Los socorristas fueron alertados por los propietarios de la vivienda, ya que tenían temor de que fuera venenosa.

Roberto Rasbot, socorrista, informó que a simple vista se puede observar que la serpiente no tiene golpes, ya que los vecinos que la encontraron la metieron en un tonel mientras ellos llegaban.

“Nos llevó varios minutos introducirla en un costal, ya que por el ruido estaba asustada”, dijo, Rasbot, quien agregó que el reptil fue llevado a la estación bomberil y posteriormente trasladada a un serpentario de Antigua Guatemala, Sacatepéquez.

Añadió que es bueno que los vecinos los llamen cuando encuentran reptiles, y que no intenten atraparlos, pues pueden ser venenosos.

Joe Muñoz, residente de El Tejar, manifestó: “La aparición de estos animales en las viviendas se debe a que ya no tienen espacio para vivir. Donde fue localizada esta serpiente se construye una carretera nueva, se están cortando árboles y sacando tierra, lo que causa que estos animales se queden sin alimentos y tengan que salir a buscar en las viviendas”.

Venenosas

Danny Mazariegos, director técnico del Centro de Rescate Antigua Exotic, manifestó: “A las personas que localizan estos animales les recomendamos no manipularlos si no saben con certeza si son venenosos. Existen más de 128 especies de serpientes y hay que tener experiencia para atraparlas. Además, no se debe matarlas porque algunas son controladoras biológicas de plagas y cuando las eliminamos de un ecosistema afectan el resto de la cadena".

Manifestó que la deforestación es una de las causas por las que estos animales buscan las viviendas para conseguir alimentos.

“Buscan el calor de una vivienda para refugiarse o estar cerca de los cúmulos de basura, donde hay ratas”, añadió.