Chimaltenango

Ceniza volcánica cubre aldeas de San Pedro Yepocapa

Un panorama gris amaneció este sábado en las comunidades afectadas por la erupción del Volcán de Fuego, principalmente en San Pedro Yepocapa.

Por Víctor Chamalé

Áreas de cultivo fueron cubiertas por la ceniza que cayó el viernes último en Panimaché 1 y 2, San Pedro Yepocapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Áreas de cultivo fueron cubiertas por la ceniza que cayó el viernes último en Panimaché 1 y 2, San Pedro Yepocapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

En Panimaché  1 y 2, Santa Sofía, Morelia, Palo Verde, Yucales y Sangre de Cristo, las calles, techos de viviendas y áreas de cultivo quedaron cubiertas por una densa capa de ceniza y arena volcánica, la cual fue expulsada  por el coloso que comenzó su cuarta erupción del año, la cual ha sido considerada como una de las más fuertes de los últimos años.

De acuerdo con vecinos de las áreas afectas, la caída de ceniza dura más de 12 horas, por lo que ahora están a la espera de que las autoridades del Gobierno les den asistencia.

Marco Antonio Barahona Contreras, subsecretario de Gestión de Reducción de Desastres de la Secretaría Ejecutiva de Conred, expresó: “Para tener una mejor idea del daño que causó la caída de ceniza tuvimos que llegar a cercanías del coloso y observar la gran cantidad de material volcánico que cayó. En unos días se tendrá el recuento puntual de los daños”.

En Panimaché 1 y 2, los vecinos se alarmaron desde las 3.00 horas, cuando comenzó la erupción del Volcán de Fuego. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
En Panimaché 1 y 2, los vecinos se alarmaron desde las 3.00 horas, cuando comenzó la erupción del Volcán de Fuego. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Delfino García, presidente del Equipo Comunitario de Reducción de Desastres, de  Morelia, dijo que permanecieron en alerta desde una de la mañana y que afortunadamente  solo fue ceniza lo que cayó.

Baja actividad

La cuarta erupción del Volcán de Fuego ha descendido su actividad, pero las autoridades mantienen la alerta por la posibilidad de que la lluvia arrastre material volcánico.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, dijo que la fase eruptiva, que inició ayer, viernes, se encuentra ahora “dentro de los parámetros normales”, debido a que durante la noche bajaron “considerablemente las explosiones”.

Sin embargo, durante la noche y la madrugada se observaron remanentes de flujo de lava en dirección a las barrancas Ceniza, Taniluyá y Santa Teresa que “disminuirán e irá desapareciendo en las próximas horas”.


Autoridades de la Conred  verifican la acumulación de material volcánico en Sangre de Cristo. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Autoridades de la Conred verifican la acumulación de material volcánico en Sangre de Cristo. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Debido a esta actividad, las autoridades evacuaron a 30 personas de la comunidad Sangre de Cristo que esta mañana han regresado a sus viviendas.

El coloso, de tres mil 763 metros de altura  está  situado entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez.

Según el boletín del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), la ceniza caída durante las últimas horas también ha sido removida por las lluvias y los vientos en su gran mayoría, aunque persiste en la barranca Santa Teresa.


Áreas de pastoreo son afectadas por la ceniza volcánica en regiones de San Pedro Yepocapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Áreas de pastoreo son afectadas por la ceniza volcánica en regiones de San Pedro Yepocapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

El volcán de Fuego es uno de los más activos del país, junto al Pacaya y Santiaguitó, de los 32 que tiene el país.

Con información de Agencia EFE