Chiquimula

 Aparece menor reportado como desaparecido por su familia 

Josué Ariel Miguel López, de 12 años, quien desapareció el 22 de este mes, cuando  salió a una tienda que se encuentra a 50 metros de su vivienda en Santa Rosalía, Esquipulas, Chiquimula, apareció este miércoles. 

Por Mario Morales

Josué Ariel Miguel López, durante la celebración de su cumpleaños 12. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Josué Ariel Miguel López, durante la celebración de su cumpleaños 12. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Según información, el menor fue localizado por la Procuraduría General de la Nación y entregado a la familia. Se desconoce en qué condiciones y dónde fue encontrado. 

Cuando se reportó la desaparición, la familia Miguel López dijo que no entendía qué pudo haber ocurrido y desconocía el motivo de su desaparición. Los padres denunciaron el hecho a la Policía Nacional Civil (PNC) y Ministerio Público (MP) quienes ya han iniciado las investigaciones.

“Quien sepa del paradero de nuestro hijo, por favor, le agradeceremos de mucho corazón que nos informen, pues es uno de nuestros mayores tesoros”, exclamó  recientemente José Miguel Álvarez, padre de Josué.

Añadió que solicitaron el apoyo de varios medios de comunicación locales y nacionales para expandir la información de su hijo, para ser localizado y estar de nuevo con la familia.

Aplicado y educado

El pequeño Josué Ariel cursa el tercer año de primaria en la Escuela Oficial Rural Mixta de Santa Rosalía, en donde sus compañeros y maestros explicaron que es un niño muy aplicado en sus estudios, además de ser muy colaborador y educado en su salón de clases.

El niño con sus dos hermanas menores. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
El niño con sus dos hermanas menores. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Es el mayor de los hijos de la familia Miguel López, único varón, y es el más activo y bromista de la familia, afirmaron entre lágrimas sus padres.

“Arielito es un compañero muy inteligente y colaborador, lo extrañamos mucho en la escuela, esperamos verlo pronto, ya que era con quien jugábamos fútbol a la hora del recreo”, expresó Luis Ramírez, compañero de estudios.

“Nos sentimos preocupados y angustiados, ante la desaparición de nuestro sobrino, esperamos en Dios se encuentre muy bien, y vuelva pronto al seno de su hogar”, expuso Elvia López, tía del menor.