Chiquimula

El año pasado 18 menores fueron rescatados de calles y cantinas de Chiquimula donde eran explotados

Por maltrato físico, psicológico, sexual, descuido o tratos negligentes, mendicidad, explotación laboral infantil y embarazo fueron rescatados 18 niños y adolescentes en Chiquimula en el 2017, informaron las autoridades.

Por Mario Morales

Niños y adolescentes realizan actividades, a veces peligrosas para su edad, en calles de Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Niños y adolescentes realizan actividades, a veces peligrosas para su edad, en calles de Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

El departamento especializado en niñez y adolescencia de la Policía Nacional Civil (PNC), que estuvo a cargo del rescate de los menores, informó que hubo incremento de estos casos respecto del 2016, cuando se registraron 13.

Esta vez los niños fueron rescatados de calles y negocios expendedores de bebidas alcohólicas.

Vecinos coinciden en que en años anteriores no era tan común ver niños en las calles que solicitan dinero, hacer malabares o limpian vidrios de vehículos, pero actualmente han aumentado los casos.

“Vemos la degradación de nuestra ciudad. Yo no digo que un niño no puede aprender el valor de la vida o ganarse el pan de manera honrada, pero creo que trabajar en las calles, bajo el sol, hacer malabares u otro tipo de labor que atente contra su salud o vida no es adecuado, y las autoridades deben considerarlo”, comentó la vecina Ástrid Recinos.

Otros residentes opinan que esos menores son explotados por personas que les exigen una cuota diaria, por lo que salen a las calles para hacer cualquier cosa, hasta mendigar o participar en actos delictivos, con tal de obtener el dinero.

Ana Lucrecia Salazar Vásquez, de la Delegación de Prevención del Delito de la PNC, expresó que muchas veces los mismos padres o familiares cercanos obligan a los niños a trabajar.

Comentó que han hecho operativos con el acompañamiento de varias instituciones, con el fin de rescatar a los niños que han sufrido maltrato físico, psicológico y sexual.

Autoridades que velan por el bienestar de la niñez han intervenido en casos de menores que laboran o se mantienen en cantinas, donde muchas veces son abusados sexualmente.

"Necesitamos que las víctimas denuncien los casos de violencia o explotación infantil, para intervenir de manera adecuada y lograr rescatar a estos niños", afirmó Rosmeri Guadalupe Vega Galicia, jefa de la estación de la PNC en Chiquimula.

Vega comentó que constantemente hacen operativos en cantinas, para evitar que algunas niñas entre 10 a 12 años sean explotadas.

La mayoría de niños han sido rescatados en las calles de Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
La mayoría de niños han sido rescatados en las calles de Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Rescate

Añadió que cuando un niño es rescatado se solicitan medidas de protección en la Procuraduría General de la Nación y el Juzgado de Paz, esto con el fin de indagar si algún familiar se puede hacer cargo. De no ser así, el menor es enviado a una casa hogar.

Karina Marisol López Rodríguez, integrante del Comité Contra el Maltrato Infantil y Violencia Sexual, dijo que la mayoría de los niños que son víctimas de explotación, residen en el área rural.

“Se cree que sus padres los mandan a trabajar o los dejan encargados con conocidos o familiares en la ciudad, donde son explotados”, expresó.

Comentó que los menores que han sido rescatados son sometidos a exámenes físicos y psicológicos en el Hospital Modular de Chiquimula, para determinar si tienen enfermedades o han sufrido daños que puedan afectar su desarrollo físico y emocional.