Chiquimula

Sin rastro de los padres de gemelos abandonados en matorrales 

Dos hermanos recién nacidos que fueron localizados abandonados entre matorrales el martes último en la aldea Pacren, Jocotán, Chiquimula, no han sido reclamados por ningún familiar, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Mario Morales

Una enfermera alimenta a uno de los bebés que fueron abandonados en la aldea Pacren, Jocotán, Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Una enfermera alimenta a uno de los bebés que fueron abandonados en la aldea Pacren, Jocotán, Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Vecinos indicaron a la PNC que el llanto les llamó la atención, por lo que al buscar descubrieron que se trataba de una niña y un niño abandonados.

Un agente de la PNC explicó que los gemelos tenían manchas de sangre, por lo que se cree tenían unas cuatro horas de haber nacido y dejados entre los matorrales. 

Manifestó que los pequeños fueron trasladados al centro de Salud de Jocotán, donde médicos las evaluaron y determinaron que su estado de salud es estable; sin embargo, decidieron llevarlos a un hospital de Chiquimula, para que sigan en observación. 

Afirmó que investigarán para dar con el responsable; mientras, el juzgado correspondiente determinará el futuro de los niños, pues si ningún familiar los reclama y hace constar su parentesco, deberán ser enviados a una casa hogar.

Según autoridades, de no ser reclamados los menores, personal de la Procuraduría General de la Nación y la Procuraduría de Derechos Humanos tendrán que buscar una casa hogar idónea.

“Si no los querían los hubieran dado en adopción, pues hay muchas familias que desean un bebé”, manifestó Deysi Escobar García, vecina.

Otro caso

El  5 de este mes, el llanto de dos bebés que se escuchaba entre unos matorrales en San Pedro Cutzán, Chicacao, Suchitepéquez, llamó la atención de un grupo de mujeres que pasaba por el lugar, quienes al buscar hallaron a las dos niñas abandonadas.

Una de las vecinas narró en esa oportunidad: “Muchas mujeres desean ser mamá y no pueden, y a otras que Dios les da la oportunidad, dejan abandonados a sus hijos. No puede ser posible que aún existan personas que tomen estas decisiones”.

Melanie Gabriela Laínez Herrera, delegada de la Procuraduría General de la Nación, dijo en esa ocasión que personal de turno atendió el caso y las dos pequeñas fueron trasladas a un hospital, donde un médico las evaluó. Luego se coordinó con autoridades de una casa hogar en Retalhuleu para su traslado.

“Es un caso que nos sorprendió a todos, las recién nacidas gozan de buena salud, pues fueron rescatadas a tiempo y eso permitió atenderlas. Ya se encuentran en un lugar seguro, donde recibirán todas las atenciones necesarias”, manifestó la delegada.