El Progreso

Estudiantes presencian ataque armado contra piloto de microbús

Cuatro estudiantes del Instituto de Ciencias Comerciales de Guastatoya, El Progreso, quienes viajaban en un microbús, observaron un ataque armado contra el piloto de la unidad.

Por Hugo Oliva

El microbús en el que viajaban los estudiantes tenía al menos 10 impactos de bala. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
El microbús en el que viajaban los estudiantes tenía al menos 10 impactos de bala. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

El ataque se registró en el km 95 de la ruta a las Verapaces, en Morazán, cuando Arturo Córdova Arriaza, de 47 años, conducía el microbús y trasladaba a su hijo junto a tres compañeros.

Según la información de la Policía Nacional Civil (PNC), todos los días Córdova llevaba a su hijo y compañeros al establecimiento educativo, cuando dos hombres le interceptaron el paso.

Un policía comentó que desconocidos le dispararon a Córdova al menos 15 veces, por lo que murió en el lugar.

Los menores vivieron momentos de pánico luego de la balacera, sin embargo, tuvieron la fortuna de salir ilesos del ataque. 

Pobladores de Morazán se mostraron consternados, ya que la víctima era conocida en el sector y se desconoce sí había sido amenazado o tenía algún problema.

El ataque fue directo contra el piloto, quien murió debido a las gravedad de las heridas. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
El ataque fue directo contra el piloto, quien murió debido a las gravedad de las heridas. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

Una hora de terror

El pasado 18 de enero en km 10 ruta al Atlántico, seis hombres despojaron de sus pertenencias e hirieron de bala a un pasajero, cuando viajaban en un bus de la empresa Fuente del Norte.

Los afectados vivieron una hora de terror, ya que los delincuentes se bajaron hasta el km 48. Durante el trayecto les exigieron sus pertenencias y dispararon contra un pasajero, quien murió después en un centro asistencial. 

Autoridades comentaron que el piloto detuvo la unidad en el km 56, en Sanarate, donde pidieron ayuda a socorristas.

"Escuchamos cuando uno de ellos le dijo a otro que le alcanzara la pistola, ya que iba un policía y tenía que matarlo", relató una de las víctimas.