El Progreso

Julito, el niño de Guastatoya que anhela paz para Guatemala

Julio Ernesto García Aceituno, "Julito", estudia en un colegio de Guastatoya. El pasado 9 de septiembre se ganó la admiración de maestros y compañeros de clase cuando ofreció un convincente discurso en un acto cívico en donde expuso sus sueños de una Guatemala sin violencia.

Por Sergio Morales

Julio García, durante el discurso que ofreció el pasado 9 de septiembre sobre la violencia. (Foto Prensa Libre: Luis Pedro García)
Julio García, durante el discurso que ofreció el pasado 9 de septiembre sobre la violencia. (Foto Prensa Libre: Luis Pedro García)

“Hay que movernos para que la cultura de la no violencia crezca y para eso se necesita que cambiemos nosotros mismos y que contagies a tu familia de esa buena conducta para que vivamos en una Guatemala en paz y mucho mejor”, expresó Julito en su discurso, en el Colegio de Ciencias Comerciales de Guastatoya, en un acto cívico por las fiestas patrias.

Contactado vía telefónica por Prensa Libre muestra la misma versatilidad.

“Me gustaría que no hubiera tanta violencia, el bullying es muy feo y necesitamos que ya no exista la delincuencia”, indicó.

Añadió que de grande le gustaría ser bombero, para apagar incendios y ayudar personas y salvar vidas. También le gustaría estudiar en la universidad y graduarse de ingeniero.

Maestros del establecimiento educativo expresaron que el discurso de Julio les “erizó la piel” y aseguraron que es un niño estudioso y muy querido en el colegio.

“De grande también quiere ser actor ya que le gusta mucho el escenario, es muy bueno en eso”, dijo Luis Pedro García, docente del colegio.

Añadió que en los actos cívicos Julio es el encargado de decir la jura a la bandera ya que le gusta ser protagonista en eventos públicos y “es alguien muy inteligente”.

  • VIDEO: Discurso ofrecido por Julito en un acto cívico

“A mí no se me olvida que cuando estábamos grabando un video y vio el resultado dijo ‘yo de grande quiero ser actor’”, precisó García.

“Él es muy bueno, muy activo, responsable, atento y en sus calificaciones va muy bien”, informó Zoila Margarita Monzón, directora de primaria del colegio.

Ligia Aceituno, madre de Julito

“A él le gustan los experimentos, qué pasa, qué sucede cuando mezcla aceite con alcohol —por ejemplo—, esas cosas le gustan”.

Añadió que con sus compañeros es muy colaborador y amigable y no busca problemas. “Siempre anda viendo cómo los resuelve”, afirmó.

Respecto al mensaje, la directora de primaria expuso que ha sido uno de los mejores que ha escuchado en el tiempo que lleva de estar en el colegio.

La madre de Julio, Ligia Aceituno, con mucho orgullo, aseguró que su hijo le gusta leer y, pese a su edad, analiza los temas. “A él le gustan los experimentos, qué pasa, qué sucede cuando mezcla aceite con alcohol —por ejemplo—, esas cosas le gustan”, indicó Aceituno.

Agregó que las notas de Julio son sobresalientes, por lo cual no se queja. Expuso que “gracias a Dios”, este año las maestras optaron por no destacar a los mejores de la clase en un cuadro de honor porque “hay mamás frustradas” porque sus niños no figuraban en esas menciones.

“Si de repente —Julio— no saca 100 puntos en una materia se puede creer que no es bueno, lo fundamental es aprender”, indicó.

Julito y su madre, así como maestros del colegio coinciden en que sueñan con un país próspero, con oportunidades de trabajo para todos y en el que más niños tengan la oportunidad de llegar a la universidad para contribuir al mejoramiento de su país.