Escuintla

Alcalde con procesos penales pendientes de solventar asume el cargo dos años después

Después de dos años de haber ganado los comicios electorales en La Democracia, Escuintla, Ramón Soto asumió la alcaldía, favorecido por un amparo del Juzgado de Primera Instancia Civil y Económico Coactivo. 

Por Enrique Paredes

Archivado en:

Ciudades Escuintla
Ramón Soto fue resguardado por agentes de la Policía Nacional Civil para evitar cualquier manifestación. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Ramón Soto fue resguardado por agentes de la Policía Nacional Civil para evitar cualquier manifestación. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

Soto no asumió en su momento, ya que el delegado departamental del Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral, declaró vacante el cargo, porque tenía procesos penales.

El Concejo efectuó una reunión, en la que Soto presentó el amparo, la resolución de la Junta Electoral Departamental de Escuintla y el finiquito, que lo declara como ganador de la alcaldía.

El actual jefe edil enfrenta varios procesos, por lo que ha sido capturado en dos ocasiones: La primera, en junio del 2015 por lavado de dinero y otros activos, junto a cuatro exconcejales que estuvieron en su administración.

La segunda captura se dio en mayo del 2016, junto a siete personas, cinco eran concejales, que estuvieron en su gestión, en el periodo 2008-2012, y que eran investigados por haber autorizado cinco proyectos en los cuales se detectaron anomalías.

En tanto que a Soto se le señalaba de efectuar el pago de 104 facturas a varios proveedores mediante compra directa, para cubrir pagos de proyectos que no se construyeron.

Pese a estos señalamientos, en las papeletas electorales figuró Soto como candidato a alcalde, la cual ganó, pero no pudo asumir el cargo, en su lugar asumió el concejal primero, Marvin Carlos.

Pide fiscalización

Soto, en su primera intervención ante la población, expresó su compromiso con los pobladores y solicitó que lo fiscalizaran.

“No soy un santo, si lo fuera estaría como párroco en una iglesia. Soy una persona común y corriente con sus aciertos y desaciertos, fiscalícenme”, señaló el alcalde.

El funcionario agregó que hará una evaluación de cómo se encuentra la comuna, pero aseguró que lo primero que hará será reducir el personal municipal, pues sabe que hay gente de más y que los fondos son escasos.

Al ser cuestionado en relación con los procesos penales en su contra, explicó que ya resolvió algunos, pero que tiene dos procesos aún por resolver, pero que va en buen camino.

Esperan gestión transparente

Pobladores indicaron que esperan que Soto haga una buena administración, ya que tiene ahora la oportunidad de emendar sus errores, si los hubiera, por lo que esperan se dé un cambio en el municipio.

Pablo Espina, vecino, comento que el alcalde debe de trabajar de forma honesta y demostrarle al pueblo que los señalamientos que le hacen son falsos, por lo que lo insta a ser transparente y dar cuentas de lo que le señalan las autoridades.

La población le pidió una gestión transparente y obras para el municipio. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
La población le pidió una gestión transparente y obras para el municipio. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

Lucia Peralta, comerciante, dijo: “El municipio esta carente de obras y es necesario que se enfoquen en promover proyectos que traigan el desarrollo. Necesitamos obras de saneamiento, educación y seguridad, que se vea que invierten bien los recursos del pueblo y que ya no roben”.