Guatemala

Abren Centro de Excelencia Microbiano

Con una inversión de US$6 millones, Usaid y la empresa Popoyán abrieron el Centro de Excelencia Microbiano (Cenem), a través del cual buscan mejorar las prácticas agrícolas del altiplano del país.

Por César Pérez Marroquín

El objetivo del Cenem es mejorar las técnicas agrícolas, para que los productos sean competitivos a escala internacional. En la foto, un trabajador manipula pilones de brócoli en la empresa Popoyán, El Jocotillo, Villa Canales. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
El objetivo del Cenem es mejorar las técnicas agrícolas, para que los productos sean competitivos a escala internacional. En la foto, un trabajador manipula pilones de brócoli en la empresa Popoyán, El Jocotillo, Villa Canales. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Édgar González, gerente corporativo de dicha empresa, comentó que el objetivo del proyecto, primero de Centroamérica, es capacitar a los pequeños agricultores de Quetzaltenango, Sololá, Quiché, San Marcos y Huehuetenango sobre cómo, a través del uso de nuevas tecnologías, pueden mejorar la calidad de sus cosechas.

Añadió que en Guatemala un alto porcentaje de la población depende de manera directa de la agricultura, por lo que se han enfocado en la creación de nuevas tecnologías que permitan mejorar los métodos de control de plagas y fertilización de suelos.

Además, dijo que con el trabajo el Cenem se pretende mitigar la desnutrición, la pobreza y la migración, pues habiendo mejores cosechas las condiciones económicas de las familias mejorará de manera considerable.

Agregó que el 15 por ciento del Producto Interno Bruto de Guatemala proviene de la agricultura.

Mejores exportadores

Iganacio Viteri, gerente del proyecto, explicó que el principal objetivo es ampliar las posibilidades de exportación, ya  que  en la actualidad los mercados internacionales son altamente exigentes.

Añadió que la agricultura guatemalteca es de alta calidad, pero debido al uso excesivo de productos químicos el 10% de lo que se exporta es rechazado.

Explicó que el Cenem es una de las biofábricas más modernas de Latinoamérica, pues está equipado con tecnología de talla mundial para el escalonamiento industrial de microorganismos, enfocados en brindar mejores soluciones a la agricultura de Guatemala.

Autoridades participan en la inauguración del Cenem, en El Jocotillo, Villa Canales. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Autoridades participan en la inauguración del Cenem, en El Jocotillo, Villa Canales. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

En el Cenem, ubicado en El Jocotillo, Villa Canales, se capacitarán a 350 líderes agrícolas, quienes deberán de poner en práctica sus conocimientos en el campo, donde se cultivan 12 productos como papa, tomate, cebolla, ajo y haba.

Thomas Delaney, director de Agencia de los Estados  Unidos para el Desarrollo (Usaid) Guatemala, dijo  que trabajan en proyectos que contribuyen a disminuir los índices de pobreza en zonas rurales del país.

Agregó que en el altiplano pretenden que los pequeños agricultores aprenden a cosechar productos de alta calidad que sean competitivos en el mercado global.

Baja producción 

Agricultores del altiplano aseguran que desde hace cinco años sus cosechan han disminuido debido a la falta de nutrientes en la tierra y  plagas.

Pequeños productores de café de la Democracia, Huehuetenango, dicen que la producción de este año se ha  visto afectada  en un 80% por la roya y la sequía.

Jacinto Gabriel Ruiz, gerente de la asociación Unión Productores de Café, de La Democracia, comentó que la situación es difícil, por lo que se ven obligados a  buscar nuevos destinos para su producto; sin embargo, eso es complicado cuando la calidad del grano es deficiente.

Manuel Pu Lux, productor de ejote y tomate en Tzununul, Sacapulas, Quiché, refirió que las cosechas  van en detrimento, lo que les  genera cuantiosas pérdidas, pues muchos de ellos adquieren préstamos para comprar semillas y pilones.

Agregó que cuando las plantaciones son afectadas por plagas de gusano pierden entre Q5 mil y Q6 mil por cada mil metros cuadrados de cultivo.

Diego Pu Castro, otro productor de tomate de Sacapulas, dijo que es urgente abrir nuevos mercados para sus productos, para mejorar la economía del pueblo.