Guatemala

Vencida por enfermedad, ceiba de 51 años cae en campus central de la Usac

Una icónica ceiba que estaba plantada en la Plaza de los Mártires de la Universidad de San Carlos de Guatemala, cedió ante la fuerte lluvia de la noche del lunes, acompañada de tormenta eléctrica, y cayó en la madrugada del martes. 

Por Oscar Felipe Q.

El daño que causan los organismos en los árboles y el estrés se reflejan en las ceibas de la Plaza de los Mártires, en la Usac, zona 12. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)
El daño que causan los organismos en los árboles y el estrés se reflejan en las ceibas de la Plaza de los Mártires, en la Usac, zona 12. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)

El árbol tenía 51 años de haber sido sembrado frente al edificio de Recursos Educativos, informaron autoridades, quienes semanas atrás habían advertido de que una gran parte de los árboles sembrados en el campus central de la Usac están enfermos a causa de microorganismos que les han provocado hongos.

Expertos habían tratado durante meses de rescatar al árbol de la infección generada por el hongo Pythium. La ceiba fue plantada el 14 de septiembre de 1966 junto con otras cinco, como un homenaje a la patria. 

Según resultados de un estudio divulgado recientemente, las ceibas del campus central de la Usac están enfermas a causa de microorganismos, algunos desconocidos hasta hoy. 

El estudio es parte del proyecto Prevención de enfermedades del árbol nacional Ceiba Pentandra (L.) Gaerth, y es llevado a cabo por la Usac y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, en inglés).

Los resultados preliminares fueron presentaron el pasado 22 de septiembre y revelaron que algunas de ellas tienen más de 400 años de antigüedad. 

Trabajadores de la Usac parten la ceiba en trozos. (Foto Prensa Libre: La Red)
Trabajadores de la Usac parten la ceiba en trozos. (Foto Prensa Libre: La Red)

Esta especie es símbolo patrio desde 1955.

El proyecto surgió  luego de que el Centro de Estudios Conservacionistas (Cecón) reportó que algunas de las ceibas del campus universitario se notaban enfermas y una que se encontraba en el Jardín Botánico de la Usac murió.

Megan Romberg, bióloga  de Usaid, quien dirigió el proyecto, informó que encontraron varios organismos que pueden ser  causantes de los síntomas hallados en las ceibas, como el que parte de sus ramas tienen hojas amarillas y los tallos tienen manchas que parecen grietas.

Estrés

Además, es posible que las ceibas estén afectadas por el estrés, debido a que se encuentran dentro de la ciudad y muchas  crecieron en lugares con poco espacio, agregó Romberg.

“Muchas no tienen espacio para que crezcan las raíces, otras —están afectadas—, por falta de nutrición, poca agua, o por hongos y otros organismos”, explicó.

Ceiba en la Plaza de los Mártires, en el campus central de la USAC. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)
Ceiba en la Plaza de los Mártires, en el campus central de la USAC. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)

Mario Godínez, decano de la Facultad de Agronomía de esa casa de estudios, explicó que al principio hubo temor de que se tratara de una epidemia que  afectara  los bosques del país, pero esa positibilidad fue descartada.

Agregó que antes de utilizar tratamientos químicos para contrarrestar el problema recomendarán a las autoridades liberar las raíces para que cuenten con más espacio sin concreto.

Como conclusión de la primera fase de la investigación, los expertos recomendaron tratar de mantener los árboles sanos, a través de un manejo cultural  antes de la aplicación de químicos, como el fungicida Fosetil Aluminio.

El estudio encontró organismos que pueden ser los  causantes que en parte de las ramas de las ceibas, las hojas están amarillas. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)
El estudio encontró organismos que pueden ser los causantes que en parte de las ramas de las ceibas, las hojas están amarillas. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)