Guatemala

Ancianos corren peligro de ser desalojados

Asilo lucha contra varias carencias como la falta de agua, medicamentos, y el peligro de ser desalojados por los propietarios del inmueble.

Por José M. Patzán

Archivado en:

Ancianos Ciudades Salud
Propietarios del inmueble han tratado de desalojar a los ancianos.(Foto Prensa Libre: Carlos Ovalle)
Propietarios del inmueble han tratado de desalojar a los ancianos.(Foto Prensa Libre: Carlos Ovalle)

El sonido de un timbre inquieta a los ancianos que conviven en Senilia, hogar que funciona desde hace 10 años en la colonia Tikal 2, zona 7. Una sonrisa se dibuja en su rostro porque saben que es la hora de visita.

La sensación no es la misma para cuatro de los 15 acogidos, pues fueron abandonados y tienen más de 90 años de edad.

Mientras algunos de los huéspedes ven televisión, otros descansan en sus camas porque sienten frío. Varios han perdido la audición y otros tienen problemas para movilizarse.

Historias

Entre los residentes más longevos del hogar se encuentra José Luis Chamalé, quien tiene 98 años y no recibe visitas desde hace seis. Solo escucha el sonido del televisor, pues perdió completamente la vista.

José Luis Chamalé, de 98 años.(Prensa Libre: Carlos Ovalle)
José Luis Chamalé, de 98 años.(Prensa Libre: Carlos Ovalle)

Chamalé, quien fue abandonado en el Hospital Roosevelt, recuerda que trabajó picando piedra en la zona 6 y vivió en la colonia Las Tapias, zona 18. Solo se queja de dolor de huesos, lo cual atribuye a una gripe.

Sentado junto a Chamalé permanece Eduviges, como conocen a este anciano de 100 años que, a pesar de su avanzada edad, no padece ninguna dolencia, pero no puede caminar como consecuencia de un accidente de tránsito. Recuerda haber trabajado como agricultor y que tuvo esposa, pero no hijos.

Como Eduviges y Chamalé, dos ancianos más en el hogar fueron abandonados desde antes de llegar allí. La Procuraduría General de la Nación agotó la búsqueda de algún familiar que velara por ellos.

Eduvijes tiene 100 años y siempre trabajó en la agricultura.(Foto Prensa Libre: Carlos Ovalle.)
Eduvijes tiene 100 años y siempre trabajó en la agricultura.(Foto Prensa Libre: Carlos Ovalle.)

Haber tenido una vida larga no es tan fácil para algunos. Félix Pérez, 92, trabajó como agricultor en Escuintla y procreó seis hijos, de los cuales solo dos lo visitan; los demás ya murieron, por causas naturales.

El párkinson y el altzheimer son de las enfermedades más comunes entre las personas de la tercera edad en Senilia.

“En algunas ocasiones no tenemos para algunas medicinas, pues no todos tienen cobertura del Seguro Social”, refirió una enfermera.

Una de las actividades que Senilia lleva a cabo para recaudar fondos es El kilómetro del pañal, que consiste en recolectar pañales para las personas de la tercera edad allí recluidas.

Problemas

Desde hace cuatro años, el hogar no cuenta con servicio de agua, debido a que se le ha cobrado una deuda de Q18 mil por cuotas que, según la administración, no pagaron inquilinos anteriores. Para cubrir las necesidades del asilo compran agua todas las semanas. 

Guillermo Moscoso tiene más de 90 años.(Prensa Libre: Carlos Ovalle.)
Guillermo Moscoso tiene más de 90 años.(Prensa Libre: Carlos Ovalle.)

El servicio de energía eléctrica lo paga una persona particular. Otra dificultad que afronta el hogar es que la vivienda donde funciona supuestamente le fue donada por el propietario, pero este falleció y no dejó ningún documento legal como prueba de su decisión, por lo que familiares de este reclaman la propiedad y han pedido que sea desalojada.

Este problema, que lleva cuatro años, llegó a lo judicial. La sentencia más reciente no favoreció a ninguna de las partes, por lo que continúa el proceso para dilucidar el caso.