Guatemala

Área de intensivo del Hospital General inaugurada en mayo está cerrada

El Hospital General San Juan de Dios parece no salir de la crisis en la que está sumergida la red hospitalaria, ya que una supervisión de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) evidenció la falta de medicamentos, elevadores y el cierre del área de cuidados intensivos que se inauguró en mayo último.

Por Eduardo González

Área del intensivo para adultos está cerrada por falta de equipo para su funcionamiento. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)
Área del intensivo para adultos está cerrada por falta de equipo para su funcionamiento. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)

Durante la visita que efectuó personal de la PDH se constató que no hay medicamentos para pacientes con VIH y con enfermedades oncológicas, además de la falta de funcionamiento de elevadores y el cierre de una nueva unidad de cuidados intensivos, por falta de equipo para su funcionamiento.

Zulma Calderón, jefa de Supervisión del Área Hospitalaria de la PDH, comentó que desde febrero la institución lanzó una alerta por el desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales y reactivos para carga viral, y debido la falta de respuesta del Ministerio de Salud, que pone en riesgo a unas 16 mil personas, se hizo la verificación.

“Lamentablemente el Ministerio sigue sin cumplir la recomendaciones y la Ley. Se evidenció la falta de esos medicamentos y se prioriza a pacientes nuevos. Además, hay cuatro medicamentos que están en riesgo de quedarse en cero, lo que evidencia la crisis que persiste en este centro asistencial”, señaló Calderón.

Cuatro de los 13 elevadores que tiene el centro asistencial no funcionan. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)
Cuatro de los 13 elevadores que tiene el centro asistencial no funcionan. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)

Agregó que durante toda la semana se hizo la supervisión y pudieron observar que el pasado miércoles se abrió el Hospital de Día, donde había una plaga de pulgas desde el mes pasado.

“El martes, la CC nos otorgó un amparo para la protección de pacientes con enfermedades oncológicas. Se logró identificar a una paciente con cáncer de mama que pasó cinco meses sin recibir el tratamiento”, resaltó.

La PDH evidenció el cierre del Servicio Intensivo de Adultos 2, por falta de pago en el equipo que se había rentado para su funcionamiento. Ese lugar sería una extensión de la Unidad de Cuidados Críticos y evitaría el hacinamiento. 

“El área de intensivo que había sido recientemente inaugurada (el 26 de mayo) está cerrada debido a que la infraestructura no llena los requisitos necesarios y no se cumplió con los compromisos financieros por el equipo que había sido rentado para su funcionamiento”, destacó.

Precariedades

Durante la inspección que efectuó la PDH, Karla Martínez, presidenta de la Comisión de Salud del Congreso, junto al secretario, German Velásquez, también hicieron un recorrido por el centro asistencial y confirmaron las precariedades.

Los parlamentarios señalaron que del presupuesto (Q6 mil 897 millones) que recibió el Ministerio de Salud para este año, solo se ha ejecutado entre el 25 y el 30 por ciento.

La clínica para atención de pacientes con VIH está desabastecida. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)
La clínica para atención de pacientes con VIH está desabastecida. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)

“Visitamos el área de pacientes con VIH. Son atendidos tres mil pacientes al año, 60 al día, de los cuales se detectan 20 nuevos casos, dos son niños y no se tiene el abastecimiento para tratarlos”, expresó Martínez. 

Agregó que la mayoría de los que reciben medicamentos terminarán su tratamiento este mes y hasta noviembre recibirán el próximo. “Ese tiempo de espera es complicado. Le daremos el seguimiento para que el presupuesto del otro año sea priorizado”, señaló. 

Velásquez destacó que la Ley de Contrataciones debe ser modificada, ya que es “un modelo obsoleto, pero no es justificación para que los que manejan el Ministerio no puedan ejecutar el presupuesto. Falta experiencia en la parte administrativa y ha ocasionado atrasos en compras”.

Personal de la PDH verifica precariedades en Hospital General San Juan de Dios. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)
Personal de la PDH verifica precariedades en Hospital General San Juan de Dios. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)

“La Contraloría (General de Cuentas) ha provocado temor en funcionarios para que firmen dictámenes o conformen juntas de licitación o cotización. Se les ha quedado mal con los pagos a ciertos de proveedores. Para el próximo año el Ministerio pidió un aumento de Q100 millones, pero se pidió a la ministra que justifique y desglose en qué se invertirá”, manifestó el secretario de la comisión. 

En proceso

Carlos Quijada, director interino del hospital, desmintió lo afirmado por Calderón. “No fue cerrado por falta de pago. Está en un proceso de calificación de ofertas, para no fraccionar compras. Esa área funciona con una cama, un ventilador y un monitor”, dijo.

Agregó que “es posible” que el proyecto haya salido defectuoso. “El hospital ha pasado por temporadas malas, por presupuesto. Con los otros intensivos estamos funcionando bien; algo apretaditos”, expresó.

El área de intensivo que fue inaugurada en mayo está sin funcionamiento. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)
El área de intensivo que fue inaugurada en mayo está sin funcionamiento. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)