Guatemala

Conozca el tesoro que se esconde en la ciudad capital

Kaminaljuyú es un sitio arqueológico de valor inestimable situado dentro del perímetro del valle de Guatemala y guarda una rica historia cultural que vale la pena conocer.

Por Sandra Vi

La extensión de Kaminaljuyú fue de 8km² aproximadamente con más de 200 montículos, que se construyeron alrededor del extinto Lago Miraflores.(Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
La extensión de Kaminaljuyú fue de 8km² aproximadamente con más de 200 montículos, que se construyeron alrededor del extinto Lago Miraflores.(Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Fue uno de los centros urbanos más importantes de la región de Mesoamérica; llegó a concentrar una población mayor a los 50 mil  habitantes en su momento de máximo esplendor. 

Estos son algunos de datos interesantes de este sitio.

Apogeo

Bárbara Arroyo, arqueóloga del sitio,  comenta que  es posible afirmar que la ciudad  tuvo varios apogeos a lo largo de su historia.

“El primer gran apogeo ocurrió durante el Preclásico tardío —400 a.C. a 200 d.C.—  cuando se convierte en una de las ciudades más importantes del área maya.  Desde entonces fue la capital por excelencia de las tierras altas”, dice Arroyo.

La ciudad también fue muy importante durante el Clásico Temprano – 350-550 d.C – cuando se forjan alianzas con Teotihuacan en el centro de México.  También en el Clásico Tardío —600-900 d.C—. Kaminaljuyú tuvo una enorme población y fue una de las ciudades más importantes de su época.

Antecedentes

Los expertos definen a Kaminaljuyú como  una gran metrópoli, un lugar con mucho movimiento en donde confluían personas de muchas partes y diversas culturas.

“Kaminaljuyú existe desde la época de Abu Simbel en Egipto y se mantuvo durante la época de Magna Grecia, el Imperio Romano, la Edad Media y el Renacimiento.  Mientras varias civilizaciones surgieron y cayeron, Kaminaljuyú se mantuvo, con sus altas y bajas como las de todas las sociedades del mundo”, dice Liwy Grazioso, directora del Museo Miraflores.

Pocos montículos

El urbanismo moderno de la ciudad de Guatemala hizo que desapareciera cerca del 90 por ciento de Kaminaljuyú.

En  la actualidad únicamente se conservan  31 montículos, unos están  ubicados en el  Parque arqueológico Kaminaljuyú y las colonias vecinas de la  zona 7 capitalina,  y otros se pueden  observar en el área del Museo Miraflores y en sus alrededores. 

La arqueóloga Bárbara Arroyo, dice que los edificios  fueron hechos de arcilla, arena y pómez recubiertas por repello de barro y arena. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)
La arqueóloga Bárbara Arroyo, dice que los edificios fueron hechos de arcilla, arena y pómez recubiertas por repello de barro y arena. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)

Construyen inmuebles

Durante el gobierno de Julio César Méndez (1966-70), muchos vestigios mayas se perdieron después  de que se liberó esa área de una prohibición de construcción de viviendas.

Al iniciar la plusvalía del lugar  para la construcción de inmuebles los tractores destruyeron varios montículos.

Patrimonio

El 24 de febrero del 2011 fu declarada “Patrimonio Cultural de la Nación Intocables.

Museo de Miraflores

Inaugurado en 2009 y  exhibe  piezas arqueológicas encontradas en este lugar. 

Bárbara Arroyo, arqueóloga del sitio, comenta que  es posible afirmar que la ciudad  tuvo varios apogeos a lo largo de su historia. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)
Bárbara Arroyo, arqueóloga del sitio, comenta que es posible afirmar que la ciudad tuvo varios apogeos a lo largo de su historia. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)

Parque arqueológico

  • Es el único sector del sitio protegido del  crecimiento urbano.
  • Se ubica en la 11 calle, 25-50 zona 7, Colonia Kaminaljuyu I la calzada San Juan 30 avenida zona 7 de la ciudad.
  • El horario de atención es de 8 a 16 horas de lunes a domingo.
  • El cobro de ingreso para nacionales es de Q5 y extranjeros Q50.
  • En el parque  se encuentran La Acrópolis y La Palangana. 
  • El nombre de Kaminaljuyú signifca  “Cerro de los Muertos” porque se encontraron algunas tumbas en los montículos.  Sin embargo ahora se sabe que no todos los edificios eran para entierros.