Guatemala

Dulces típicos de Mixco, exquisito sabor que se transmite por generaciones

Las manos de las personas que elaboran dulces artesanales en la fábrica Mama Goiche hacen maravillas con mezclar frutas, azúcar y mucha leche, que le dan un sabor único a los bocadillos que son una de las delicias típicas de Guatemala.

Por Oscar Felipe Q.

Emilia Ramírez -de verde - es la encargada de mantener las recetas y de modificar algunas, de acuerdo a la demanda. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)
Emilia Ramírez -de verde - es la encargada de mantener las recetas y de modificar algunas, de acuerdo a la demanda. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)

Los canillitas de leche, cocada horneada, bolita de tamarindo y sin faltar los bocadillos de coco, son solo algunas de las especialidades de los dulces típicos de Mixco, que con su exquisito sabor color, aroma, textura y dulzura, consienten a cualquier paladar.

La elaboración de los dulces artesanales es una herencia culinaria que se transmite de generación en generación y forman parte del colorido de las ferias de los pueblos. Pero su sabor a superado barreras, actualmente se venden en tiendas, supermercados e incluso en el aeropuerto La Aurora.

Receta de la abuelita

Para que la tradición se mantenga es importante que alguien continúe con la fabricación de los duces mixqueños, tal es el caso de Ángel Rubén Noriega Borrayo, quien junto a su familia crearon hace 14 años una pequeña empresa con el nombre: dulce típicos Mama Goiche, en honor a una abuela que tenía ese sobrenombre y hacía dulces.

Trabajadores de la dulcería Mama Goiche elaboración canillitas de leche. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)
Trabajadores de la dulcería Mama Goiche elaboración canillitas de leche. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)

“Somos herederos del dulce típico de Mixco. Hace 14 años que trabajamos en la elaboración; sin embargo, es una labor que mi familia lo hacía desde tiempo de mi bisabuela, hace 60 años”, recordó Noriega Borrayo.

Cuenta que antes se hacía poco dulce, pero actualmente hay entre 30 y 40 familias que trabajan en la elaboración de los bocadillos. “Cada uno se especializa en algún dulce. Nosotros trabamos en 18 especialidades”, explicó.

“Nosotros pensamos más industrialmente, producimos entre 10 mil y 15 mil dulces al día. Nuestro fin es darle trabajo a gente mixqueña y de que no se pierda el patrimonio ni la herencia de los dulces, que es algo muy bonito”, dijo Noriega Borrayo.

Cuenta que en la actualidad hay mucho dulce que se ha ido innovando; sin embargo, hay duces de sabor tradicionales que le llaman los de la abuelita.

“Gracias a Dios, de este trabajo alimento a mi familia y les doy estudio a mis hijos. A parte de herencia es una bendición, me da oportunidad de sacar adelante a mis seis hijos”, agregó.

“Este trabajo fue un regalo de Dios. Por necesidad tuvimos que retomar con esto, ya que yo cuando estaba en el vientre de mi madre ella hacía dulces. Considero que es una labor bendecida por Dios, porque les dio de comer a mis antepasados y ahora a mi familia”, opinó Celia Antonia Borrayo, mamá de Ángel Rubén.

“Mi oficio fue maestro de educación primaria, soy jubilado. Me tocó enfrentarme a una dura realidad y decidimos hacer dulce y con dedicaciones hemos salido adelante”, dijo Ángel Rubén Noriega Liquez, papá  de dulcero mixqueño.

Elaboración de los bocadillos de coco. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)
Elaboración de los bocadillos de coco. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)

Dulces famosos

Los dulces de Mixco son famosos como los mismos chicharrones del lugar. La familia Noriega Borrayo dijo que antes se decía que los dulces son hechos en Amatitlán, Guatemala o Antigua Guatemala, Sacatepéquez, pero tiene la misión de demostrar que los dulces son producto mixqueño.

Si quiere degustar un buen dulce no olvide preguntar por los dulces de Mixco, o simplemente por una canillita de leche, colocho de guayaba, bolita de tamarindo, zapote con leche, cuadritos de leche con pasas o cuadritos con leche con anicillos.