Guatemala

Fundación promueve la detección temprana de casos de autismo

La Fundación Waybi, a través de su programa Atrévete, imparte un curso sobre tratamiento para niños con autismo, donde los participantes reciben asesoría de expertos nacionales e internacionales.

Por César Pérez Marroquín

Archivado en:

Ciudades Guatemala
La atención temprana en casos de autismo es fundamental para el desarrollo de las habilidades de los niños. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundación Waybi)
La atención temprana en casos de autismo es fundamental para el desarrollo de las habilidades de los niños. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundación Waybi)

El autismo no es una enfermedad, sino una condición neurológica que afecta la conducta de quienes la padecen y hace que se comporten de manera peculiar, pero eso no significa que no puedan llevar una vida normal y de inclusión en la sociedad, señalan expertos.

El curso, denominado Análisis de la conducta como modelo de la intervención para niños con autismo, tiene como objetivo crear herramientas que permitan a sicólogos, maestros y padres de familia detectar casos a temprana, para dar un tratamiento adecuado que facilete desarrollar las habilidades de los niños.

Lucía Montes, coordinadora de la Fundación Waybi, con sede en San Cristóbal, zona 8 de Mixco, comentó que debido al alto impacto que tienen los casos de autismo en Guatemala organizaron el curso, el cual se imparte en el Instituto Neurológico de Guatemala, zona 11, y que concluirá el 26 de octubre próximo.

Añadió que la incidencia de casos de autismo, a nivel general, es de uno por cada 69 niños, y que afecta más a los varones.

“Hay muchos niños diagnosticados con autismo y muchos que no, y se requiere de servicios personalizados para mejorar el pronóstico y la calidad de vida de las familias. Hay mucha incidencia en Guatemala”, dijo Montes.

Agregó que el autismo no discrimina edad, género, raza ni condición socioeconómica y que la única diferencia es que se da cuatro veces más en niños que en niñas.

Los casos de autismo se dan más en niños que en niñas. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundación Waybi)
Los casos de autismo se dan más en niños que en niñas. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundación Waybi)
“Los números han aumentado en los últimos años, pero ahora hay más herramientas para detección y tratamiento”, refirió Montes, quien agregó que en Guatemala hay mucho por hacer, pues los niños con autismo requieren de atención temprana para que de adultos sean personas productivas.

La sicóloga española Celia Nogales, experta en análisis de conducta, señaló que la detección temprana de casos de autismo es importante, pues a través de tratamiento adecuado y en el tiempo oportuno se puede cambiar la vida de los pequeños.

Agregó que la observación de las conductas de niños que sobrepasan el año de vida es fundamental, pues su comportamiento puede dar señales que hagan determinar a los padres de familia si necesitan el apoyo de un profesional.

Conductas que pueden ayudar a detectar casos de autismo en niños mayores de un año.

  • Si no señala
  • Poco lenguaje
  • Dinámicas rutinarias
  • Falta de contacto ocular
  • Incomodidad al estar rodeado de otros niños
  • Falta de comunicación
  • Falta de sonrisa social

Explicó que al observar esas características los padres deben actuar de inmediato, pues hay posibilidades de que haya algún problema, que no necesariamente tiene que ser autismo, pero que requiere de atención urgente.

“La intervención temprana es muy importante. Cuanto antes se detecte -algún problema- es mejor. Si se nota que el niño tiene algo distinto se debe empezar cuanto antes con el tratamiento. Da igual que sea autismo, retraso madurativo o que no sea nada”, comentó Nogales.


Los perros de asistencia son fundamentales en el tratamiento de casos de autismo. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundación Waybi)
Los perros de asistencia son fundamentales en el tratamiento de casos de autismo. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundación Waybi)
“El autismo no es una enfermedad, naces y mueres con él. Con el tratamiento lo que se logra es que se aprenda el mayor número de habilidades posible y que se adapten al medio de la mejor manera”, dijo Nogales.

En la fundación Waybi se trabaja con 13 niños, quienes reciben atención personalizada, pues a cada uno de ellos se le asigna un terapeuta.

Además, para fortalecer el trabajo de los especialistas, recientemente se introdujo el sistema de perros de asistencia, que consiste en el entrenamiento de canes que luego se integran a las terapias de los niños. La Fundación trabaja con el apoyo de padrinos.