Guatemala

Incendio en recicladora, zona 7: El peligro se siente pero ¿qué podemos hacer?

Decenas de vecinos de la colonia Landívar, zona 7, y del asentamiento anexo Manuel Colom Argueta, zona 3, viven entre el peligro, debido a la acumulación de materiales inflamables en bodegas cercanas a sus viviendas.

Por César Pérez Marroquín

El incendio se reactivó en la recicladora Ecoplast, S. A., ubicada en la colonia Landívar zona 7. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)
El incendio se reactivó en la recicladora Ecoplast, S. A., ubicada en la colonia Landívar zona 7. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

El peligro en el que se encuentran los residentes de esos sectores quedó en evidencia el domingo último, cuando toneladas de plástico que eran almacenadas en la empresa Ecploast, S. A. se incendiaron, causando altos niveles de contaminación y pánico entre los residentes que temían que las llamas se extendieran a domicilios cercanos.

Pero  el temor de los  habitantes se incrementó  cuando la noche del miércoles último, el fuego se reactivó entre los promontorios de desechos que quedaron en ese lugar, a cuyos propietarios la  Municipalidad de Guatemala recomendó evacuar los materiales, para evitar más incidentes; sin embargo, obviaron las instrucciones.

Erwin Chinchilla, vecino de la 3a. avenida y 13 calle final de la colonia Landívar, comentó que se siente desprotegido, porque la mayoría de bodegas del sector no cuentan con las medidas de seguridad para evitar accidentes como el ocurrido en la empresa Ecoplast, S. A.

Agregó que cuando la recicladora, ubicada a unos 30 metros de su vivienda, se incendió la situación se tornó difícil, pues incluso era complicado respirar, debido a las grandes cantidades de humos que emanaban del plástico quemado.

Decenas de vecinos de la colonia Landívar, zona 7, y del asentamiento anexo Manuel Colom Argueta, zona 3, viven entre el peligro, debido a la acumulación de materiales inflamables en bodegas cercanas a sus viviendas.
Decenas de vecinos de la colonia Landívar, zona 7, y del asentamiento anexo Manuel Colom Argueta, zona 3, viven entre el peligro, debido a la acumulación de materiales inflamables en bodegas cercanas a sus viviendas.

“Por necesidad estamos aquí. Sentimos el peligro pero qué podemos hacer. Esperamos en Dios que no ocurra de nuevo”, comentó Chinchilla.

María de la Roca, otra vecina del sector, señaló que debido al incendio se quedaron sin luz durante varios días, pues las llamas dañaron las líneas de conducción de energía.

Agregó que viven atemorizados por lo que pueda ocurrir en ese lugar, pero no tiene otra alternativa más que acostumbrarse a los riesgos casados por ese tipo de negocios.

Contrastes

Pese a que los riesgos en el sector son evidentes, algunos vecinos ven con preocupación lo que ocurrió en dicha empresa, en la cual se trituraban más de 16 toneladas de plásticos al día, pues  esta era una fuente importante de empleo.

Carmen Castro, residente del asentamiento anexo Manuel Colom Argueta, comentó  que la situación es alarmante, tanto por los peligros como por la pérdida de empleos, ya que una  buena parte de los vecinos del lugar trabajaban en Ecoplast, S. A.

Agregó que en emergencias como esta su mayor preocupación es que las cosas se salgan de control y se registre un incendio de grandes dimensiones, que arrase con las casas del sector, en su mayoría de condición humilde.

Para Karla Vásquez, otra  vecina de  ese asentamiento, la situación es complicada, pues asegura  que el grado de contaminación aumentó luego de incendio,  no obstante asegura que ese tipo de empresas son importantes para la economía del sector.

Los  vecinos calculan que en esa compañía trabajaban de manera indirecta unas 600 personas, entre hombres y mujeres, por  lo que esperan contar con apoyo de las autoridades para evitar  complicaciones económicas.

Retiran material

Álvaro Hugo Rodas, director de Obras de la Municipalidad capitalina, calificó de lamentable la situación, pues pese a que se le solicitó a la empresa que retirará el material que no se quemó, no lo hicieron, lo que ocasionó que el fuego  se reactivara.

Agregó ante la falta de colaboración de la compañía decidieron hacer las tareas de limpieza con el apoyo de maquinaria y camiones de la comuna, del Ejército de la iniciativa privada.

Trabajadores municipales y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército retiran parte del material almacenado en la recicladora Ecoplast, S. A., en la zona 7 capitalina. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Trabajadores municipales y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército retiran parte del material almacenado en la recicladora Ecoplast, S. A., en la zona 7 capitalina. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Según Rodas, el plástico es llevado al relleno sanitario de la zona 3, donde se coloca entre capas se selecto para evitar contaminación. Otra parte se trasladada a hornos de una cementera.

Dijo  que el Juzgado de Asuntos Municipales recomendó a los recicladores del lugar que retiren de sus bodegas cualquier tipo de material inflamable, pues el sector  es vulnerable  a incendios.

Añadió que analizan la instalación de una estación de bomberos en  el lugar para que en caso de emergencia se actúe de manera inmediata y así evitar complicaciones como las causadas por el incendio en la recicladora.

Carlos Sandoval, portavoz de la comuna, dijo que ante la falta de colaboración de la empresa analizan emprender acciones legales.

Edwin Liscutín, quien se identificó como  trabajador de Ecoplast, S. A., refirió que lo que ocurrió fue un accidente y que hacen lo que les corresponde, sacar el material del área.

Agregó que desconoce la cantidad de material que almacenaban, pero  era “bastante” y que suspenderán las operaciones.

Comentó que no se han establecido las causas del siniestro, pues  cumplían a cabalidad con los requerimientos, tanto de seguridad como medioambientales, que exigen las autoridades para permitirles operar.

Área de riesgo

De acuerdo con Sergio García Cabañas, director ejecutivo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), ese sector  de la zona 7 es un área de riesgo, debido a la acumulación de materiales inflamables, por lo que considera necesario que ese tipo de negocios sean instalados en zonas menos pobladas.

Agregó que en Guatemala hace falta crear zonas industriales, con lo que los riesgos para las poblaciones disminuirían de manera considerable.

“Todas las fábricas o empresas que manejan algún tipo de material peligroso ponen en riesgo a los  vecinos  y viviendas de los alrededores. Lo ideal sería que en Guatemala existieran áreas específicas para la industria, donde pudieran desarrollar sus actividades sin afectar a los pobladores”, comentó García Cabañas.

Niños son afectados

Unos 400 niños, de 0 a 6 años, del Jardín Infantil Municipal los Niños de Santa Clara son los más afectados por los incendios en la recicladora Ecoplast, S.A., pues solo los separa un muro perimetral.

De acuerdo con autoridades de la comuna, en ese lugar se brinda a tención a hijos de recolectores de desechos del relleno sanitario de la zona 3, pero debido a la emergencia las actividades fueron suspendidas, para evitar riesgos para los menores.

Solo una pared separa al Jardín Infantil Municipal los Niños de Santa Clara de la recicladora Ecoplast, S.A., en  la zona 7 capitalina. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Solo una pared separa al Jardín Infantil Municipal los Niños de Santa Clara de la recicladora Ecoplast, S.A., en la zona 7 capitalina. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

De acuerdo con la comuna, las actividades en el jardín infantil podrían reiniciarse después de la Semana Santa, pues se trabaja en remoción de escombros.

Actividad de alto riesgo

  • En la recicladora Ecoplast, S.A. se recibían unas 400 toneladas de plásticos y bolsas de nailon al mes.
  • Cada día se trituraban al menos 12 toneladas de plástico  y cuatro de bolsas de nailon.
  • Unas 14 unidades de los Bomberos Municipales y al menos ocho de los Bomberos Voluntarios trabajaron el domingo último en el control del siniestro.
  • En el lugar donde ocurrió el siniestro se fabricaban muebles para sala, mesas y viviendas armables a base de plásticos.
  • El acuerdo gubernativo 229-2014 dio vida al reglamento Salud y Seguridad Ocupacional, el cual traza las medidas de seguridad que deben tomarse en las empresas para evitar accidentes.