Guatemala

Jóvenes contra la Violencia tratan de cambiar mentalidades y salvar vidas

Un grupo de jóvenes llevará a cabo una serie de actividades culturales y de concientización para cambiar la mentalidad tradicional del guatemalteco, que cada vez se acostumbra a la cultura de la muerte, su objetivo es simple: salvar vidas.

Por Eduardo González

El movimiento Jóvenes Contra la Violencia impulsa actividades para reducir la criminalidad. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
El movimiento Jóvenes Contra la Violencia impulsa actividades para reducir la criminalidad. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Ashley  Méndez Ramírez, de 15 años, era originaria de Jutiapa; Saulo Estrada, 25, vivía en el asentamiento Mario Alioto, Villa Nueva; y Roberto Amézquita, 57, residía en San Francisco, zona 6 de Mixco, eran tres vidas que sus familias lloran debido a la violencia.

Estas tres personas   nunca se conocieron, pero ahora comparten un espacio en un mural que fue pintado en la vía 7 y ruta 4, zona 4 capitalina, por artistas invitados del movimiento Jóvenes contra la Violencia (JCV), que impulsan la campaña

Instinto de Vida, con la que   buscan reducir a la mitad el número de homicidios en la región y salvar 23 mil vidas en el país, en los próximos 10 años, —7% al año—.

Wálter Corzo, coordinador de la campaña, explicó que Guatemala es uno  los siete países más violentos de la región, y ese flagelo se ha tomado tan normal que no se ejecutan acciones para evitarlo.

“Se tiene la necesidad de desnaturalizar culturalmente la muerte de personas. El objetivo es  revertir este proceso de violencia en la sociedad y cómo dejamos de ser indiferentes, para recuperar el valor de la vida”, enfatizó Corzo.

La campaña, que será lanzada hoy en el país  —anteriormente en Brasil, Honduras, México y Colombia—, involucrará la participación ciudadana y la promoción de políticas públicas. En El Salvador está programada para el próximo mes, mientras en Venezuela ha sido aplazada por la situación política que se vive.

“Hay experiencias en otros países  que se pueden hacer. Partimos de un mensaje claro: la violencia no es normal, y al ser indiferentes se degrada el tejido social. Nada justifica un homicidio, y debemos trabajar en unidad ante la coyuntura conflictiva”, explicó el líder juvenil.

Jóvenes contra la Violencia hace un llamado a las personas para que  se unan  y no se pierdan  más  vidas de niños, jóvenes y mujeres.

Según el movimiento, del 2009 a la fecha la tasa de homicidios se ha reducido 45 por ciento; eso quiere decir que se han salvado 13 mil personas.

“Son 13 mil personas, madres, esposas, niños, que no pierden el sustento de su hogar, que tienen la oportunidad de realizar sus sueños y es así como queremos  hacer el llamado de la movilización ciudadana, involucrar a todos los sectores a que se sumen y a las autoridades responsables de proponer las soluciones a este problema”, agregó Corzo.

La primera fase de la campaña será de dos años, que incluye acciones para promover la participación ciudadana, trabajar con autoridades y varios sectores para que propongan soluciones.

Para el movimiento existen dos Guatemalas, una en paz, en la que se respeta la vida, y la otra en la que es normal morir.

El rostro de Ashley Gabriela Méndez, quien falleció durante el incendio en el Hogar Seguro, fue pintado en uno de los murales, sobre el cual está recostada la madre, Dacia Ramírez. (Foto Prensa Libre: Carlos  Hernández)
El rostro de Ashley Gabriela Méndez, quien falleció durante el incendio en el Hogar Seguro, fue pintado en uno de los murales, sobre el cual está recostada la madre, Dacia Ramírez. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Fase inicial

Durante el Festival Bonito Mi Barrio, que se realizó el fin de semana pasado en la zona 4,   JCV plasmó en una pared los rostros de Ashley, Saulo y Roberto, para transmitir que detrás de una vida truncada por la violencia hay una historia.

Según los jóvenes del movimiento, estas tres personas representan tres diferentes grupos. Por lo tanto, tomaron los espacios públicos como parte inicial de la campaña. A esa actividad asistieron  familiares de las víctimas, que son el rostro de las cifras que enlutan al país.

Los jóvenes buscan recuperar las costumbres y el  valor  de respetar la vida, que ya combinados movilizarán a la ciudadanía  para que las autoridades ejecuten acciones lo más pronto posible.

Más de seis organizaciones de la Red por la Vida construyen esos mensajes con valor colectivo.

Varios murales han sido pintados en la zona 4 capitalina. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Varios murales han sido pintados en la zona 4 capitalina. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
  • Videos de testimonios de familiares que han perdido a sus seres queridos y que llaman a la paz