Guatemala

Microbuses ilegales transportan pasajeros hacia norte de la capital, pilotos eluden a las autoridades

“¡Directo a Pinares! Ya nos vamos, ya nos vamos.  ¡Directo a Pinares, San Rafael!”, grita el ayudante de un microbús en la esquina de la Sexta Avenida y 17 calle, zona 1, mientras decenas de personas forman fila para abordar los vehículos que empezarían a transitar hacia la zona 18.

Por Redacción

Ayudante del microbús ordena pasajeros en el vehículo ante la demanda para el traslado a la zona 18. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Ayudante del microbús ordena pasajeros en el vehículo ante la demanda para el traslado a la zona 18. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Los microbuses no autorizados se han convertido en la alternativa al transporte para vecinos de esa zona que necesitan trasladarse al centro de la capital.

En las horas pico es cuando más transitan los microbuses, se movilizan con rapidez por las calles y avenidas del Centro Histórico capitalino y en algunas ocasiones huyen de los delegados de la Superintendencia de Transporte Público (STP) de la Municipalidad de Guatemala.

La esquina de la Sexta Avenida y 17 calle   se ha convertido en el área en la que los usuarios abordan esos vehículos. Es notoria la operación de estos por las decenas de personas que se congregan en ese lugar.

Mientras los usuarios abordan las unidades, los conductores y ayudantes son advertidos por otras personas   que vigilan a delegados de la STP.

En el sitio en el que los usuarios abordan los vehículos hay personas que hacen la tarea de un inspector de transporte. Ordenan la salida de los microbuses y anotan en un cuaderno hora de   llegada y salida. Además, tienen radiotransmisores con los que se comunican con otros que están en las esquinas vigilando si hay presencia de las autoridades de la comuna.

Largas filas

Los usuarios también hacen largas filas en las esquinas de la 11 avenida, zona 1, donde abordan los microbuses para transitar hacia las zonas 2 y 6.

Los pasajeros no se oponen al pago de Q5, pues aseguran que el transporte es “bueno”.

Lea también: Comuna saca a licitación proyecto del aerometro

Alejandra Lorena Medina, usuaria, utiliza a diario un microbús que la traslada hacia la colonia San Rafael, zona 18. “Me voy en los   microbuses, porque son rápidos para llegar a mi casa, y si me voy en Transmetro tardo mucho esperando. Para mi casa los buses son pocos y solo funcionan por las mañanas y tardes”, aseguró.

Usuarios hacen fila para abordar microbuses en la 17 calle y 6a. avenida, zona 1. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila).
Usuarios hacen fila para abordar microbuses en la 17 calle y 6a. avenida, zona 1. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila).

Gerardo Esaú Ramírez, usuario, indicó que se transporta en microbús porque los autobuses hacia Pinares del Norte tardan en pasar.

“Sé que los microbuses son piratas —sin autorización—, pero es la única forma efectiva que encuentro para ir a mi casa. Los buses de Transurbano no pasan seguido y van muy llenos”, justificó Ramírez.

Los microbuses no tienen aval de la comuna y tampoco seguro por accidentes.

Claudia González, vecina de la colonia El Paraíso, zona 18, criticó la carencia de autobuses y señaló que esa es una de las razones por las que utiliza el transporte alternativo.

Lea también: Metro Riel es factible y atrae a inversionistas de Europa y Asia

“Los conductores nos llevan porque saben que los autobuses son pocos”, comentó González.

Algunos usuarios aceptan que corren riesgos de accidente porque los microbuses transitan a alta velocidad y no respetan las señales de tránsito.

Los microbuses llegan a la 17 calle y Sexta Avenida, zona 1, para que los usuarios aborden las unidades hacia la zona 18. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila).
Los microbuses llegan a la 17 calle y Sexta Avenida, zona 1, para que los usuarios aborden las unidades hacia la zona 18. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila).

Los retira

La Dirección de Comunicación Social de la Municipalidad de Guatemala informó que los microbuses que transitan de la zona 1 a la 18 no tienen autorización para funcionar como sistema de transporte en la capital.

“La Superintendencia de Transporte Público ha hecho operativos   y ha decomisado unidades de ese transporte, pues no cuentan con autorización municipal para prestar el servicio”, indicó esa entidad.

El vocero de la comuna, Carlos Sandoval, señaló que hay rutas de Transurbano que registran escasez de autobuses y podrían sancionarlas por esa irregularidad.  “Los microbuses son piratas, y vamos a seguir sancionando y retirándolos”, expuso.

Los directivos de Transurbano en reiteradas ocasiones han argumentado que la adquisición de más unidades dependía del subsidio que el Gobierno dejó de darles.

El proyecto está bajo investigación, hay exfuncionarios capturados y empresarios prófugos.

Contenido relacionado

> Piden a Fiscalía actuar contra buses piratas

> Inseguridad y mal servicio aceleran la desaparición de las rutas 203 y 204

>  Por mal estado de rutas paralizan servicio de buses y bloquean accesos en Quiché