Guatemala

Monumento a la Revolución permanece en el olvido en la Calzada San Juan

A pesar de que la Revolución del 20 de octubre de 1944 marcó el inicio de un cambio político y social en Guatemala, el monumento a ese acontecimiento, ubicado en la Calzada San Juan, pasa desapercibido.

Por César Pérez Marroquín

Archivado en:

Ciudades Guatemala
El monumento a la revolución de la Calzada San Juan, en Mixco, pasa desapercibido durante el aniversario de ese acontecimiento. (Foto Prensa Libre: César Pérez)
El monumento a la revolución de la Calzada San Juan, en Mixco, pasa desapercibido durante el aniversario de ese acontecimiento. (Foto Prensa Libre: César Pérez)

En Guatemala esa fecha se evoca de diferente manera, principalmente con marchas, pero el monumento situado en la Calzada San Juan, entre el bulevar San Nicolás y la avenida Pablo Sexto, en la zona 4 de Mixco, pareciera ser solo un muro de concreto que forma parte del arriate central, pues nadie celebra el 20 de octubre en ese lugar.

Incluso, muchos de los vecinos que a diario pasan por ahí no saben de qué se trata. Una placa en la base del monumento, cubierta por la vegetación, detalla que fue construido en junio de 1970, durante el gobierno de Julio César Méndez Montenegro.

Eso lo convierte en un monumento, digno de ser conservado como tal, consideran expertos, que ven con preocupación como el interés de las nuevas generaciones por conocer la historia de Guatemala se ha ido perdiendo.

Mario René Castillo, vecinos del área conocida como El Zanjón, en la Calzada San Juan, señaló que a pesar de que cuentan con un monumento a la Revolución, no se le da la relevancia que merecen, pues la población no lo aprecia.

El monumento a la revolución se ubica en la Calzada San Juan, entre el bulevar San Nicolás y la avenida Pablo Sexto. (Foto Prensa Libre: César Pérez)
El monumento a la revolución se ubica en la Calzada San Juan, entre el bulevar San Nicolás y la avenida Pablo Sexto. (Foto Prensa Libre: César Pérez)

“Los jóvenes no saben lo que significa ese monumento. Para darle un valor a la estructura es necesario conocer la historia del país”, comentó Castillo, quien dijo que desde hace varios años nadie conmemora la Revolución en ese lugar.

Hellen Velásquez, otra vecina, asegura que nunca ha visto que se conmemore el 20 de octubre en ese lugar. Añadió que las autoridades locales deben promover el respeto hacia ese tipo de monumentos y recatar la historia de Guatemala.

Dámaris Méndez, otra residente, explicó que es imposible pasar por ese lugar  y no ver la estructura, pero asegura que la mayoría de personas desconoce su origen, por lo que hizo un llamado a las autoridades para que lo promuevan, principalmente en las escuelas.

El historiador Miguel Álvarez comentó que muchas personas desconocen el significado de la fecha y que solo muestran interés por el asueto oficial. “Se han perdido los valores cívicos”, refirió.

Agregó que los monumentos son propiedad del Estado y parte de la memoria histórica, por lo que deben ser conservados. "Los valores cívicos se refuerzan enseñando historia”, explicó. 

Para Daniel Pascual, del Comité de Unidad Campesina (CUC), la revolución de 1944 es un acontecimiento importante, pues varias de las conquistas de ese acontecimiento siguen vigentes, principalmente en el tema agrario, por lo que considera importante reconocer los monumentos que evocan esa fecha.

Al referirse al abandono en el que se encuentra el monumento de la Calzada San Juan, comentó que debe ser promovido por las autoridades y organizaciones, para que toda la población lo conozca.

Añadió que esa estructura debe ser declarada monumento histórico del país y que cada año se organicen celebraciones especiales.

Fuentes de la comuna local informaron que la edificación del Monumento a la Revolución de la Calzada San Juan fue promovida por estudiantes de la Universidad de San Carlos y ven con preocupación que  a pesar de su importancia nadie le rinda honores  durante cada aniversario.

Historia

El 20 de octubre de 1944, llegaban a su fin no solo los 108 días del régimen provisional de Federico Ponce Vaides, sino también toda una época de dictaduras, que tuvieron sus expresiones en los 22 años de Manuel Estrada Cabrera y los 14 de Jorge Ubico.

Fue, en palabras de analistas y teóricos de la Revolución “un despertar de la conciencia" ciudadana, un abrir los ojos a la verdadera realidad.

Este movimiento, cuya mayoría de logros permanece hasta el día de hoy, marca un antes y un después en la historia del país.

Fue la insurrección popular que marcó el inicio de 10 años de revolución democrática en Guatemala.

Una plaqueta, ubicada en la base del Monumento a la Revolución de la Calzada San Juan revela detalles de su construcción. (Foto Prensa Libre: César Pérez)
Una plaqueta, ubicada en la base del Monumento a la Revolución de la Calzada San Juan revela detalles de su construcción. (Foto Prensa Libre: César Pérez)

Medidas políticas

Durante este período gobernaron una Junta Revolucionaria de Gobierno y dos presidentes electos democráticamente, quienes tomaron medidas políticas, económicas y sociales que transformaron el país y abrieron la creciente organización y movilización de las masas campesinas y obreras.

Aunque tuvo detractores, el movimiento octubrino ha sido considerado una auténtica revolución, por cuanto unió a las fuerzas obreras, intelectuales, políticas y hasta militares de la época.

Varios de los logros de la Revolución de 1944 se mantienen vigentes, entre éstos:

  • Derecho de libre sindicación, huelga y paro
  • Indemnización laboral por despido sin causa justificada, en el Código de Trabajo en 1947.
  • Reconocimiento de la propiedad privada
  • El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social
  • Voto a las mujeres
  • Derecho de voto a los analfabetos
  • Reformas al tema de la moneda
  • Reformas a la educación
  • Autonomía Universidad de San Carlos de Guatemala
  • Autonomía universitaria.
  • Creación de la Ciudad Olímpica