Guatemala

Comuna no asume responsabilidades por obra paralizada en El Guarda

El argumento de la comuna capitalina para apartarse de la remodelación del mercado es porque, si bien es cierto, se construye en un terreno municipal, la inversión es privada.

Por Edwin Pitán

Archivado en:

Ciudades Guarda Mercado Obra.

La Municipalidad de Guatemala se ha desvinculado de la ampliación del mercado El Guarda, en la zona 11, —paralizada desde hace tres años— pues señaló que se trata de un  “proyecto privado” impulsado por inquilinos. La respuesta de la comuna sembró más dudas entre concejales que cuestionaron que no se tenga información acerca de   una obra  en la que se invertirán Q21 millones y que se desarrolla en terreno municipal.

La Dirección de Mercados de la comuna capitalina extendió certificados de derechos de adjudicación de locales, constancias de pagos y el departamento de Comunicación Social confirmó que se dio autorización  para que inquilinos construyan un mezanine en el  mercado; sin embargo, en la sesión del Concejo del 26 de julio último, el concejal Héctor Leonel Flores aclaró que la municipalidad no tiene relación con la obra, la cual está estancada.

“La municipalidad, su única participación será que, como un proyecto de esta naturaleza, tendrá que ver con las acometidas de agua, con los contadores de energía eléctrica y tendrá que ver, pero no ahorita, sino  en el futuro, con la administración de ese mezanine”, expuso Flores.

El concejal reiteró que la ampliación del mercado no es impulsada por la comuna: “Es un proyecto privado en cuanto a su construcción, aparentemente entre los mismos inquilinos decidieron ponerse de acuerdo para construir ese mezanine.

  • Lea también: Estudiantes de Usac cuentan con transporte gratuito  

Obviamente un proyecto constructivo, como cualquier otro en la ciudad, necesita alguna intervención y autorización municipal, aunque  sea privado”.

Dudas

La discusión en la sesión del Concejo comenzó porque la concejal Rosa María Botrán preguntó  al alcalde Álvaro Arzú por la situación del proyecto. Arzú no dio explicación alguna y cedió la palabra a Flores.

Para Botrán las respuestas fueron escuetas y no aclararon la responsabilidad de la Alcaldía en la construcción.

“Como que de alguna manera quisieron desligarse —la Alcaldía— de la situación diciendo que es una obra privada; sin embargo, eso está construyéndose en propiedad municipal”, señaló Botrán.

Treinta personas financiaron la primera fase de la ampliación del mercado, para la cual  aportaron Q7 millones. Desde hace tres años la obra no ha avanzado y algunos creen que el dinero se perdió, otro grupo confía en que el Banco de Desarrollo Rural, S.A. querrá financiar la obra inconclusa.

El  proyecto comenzó en el 2012, a través de inquilinos y delegados de la Dirección de Mercados de la comuna.  En el 2014, la construcción avanzaba porque se construyeron 90 zapatas y se instalaron tuberías para drenajes.

Los trabajos los efectuó la empresa DVM, que está a cargo del proyecto. Se calcula que ya se invirtieron Q5 millones.

Las tuberías de drenajes instalados en el mercado El Guarda para el mezzanine están cubiertos de afiches. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Las tuberías de drenajes instalados en el mercado El Guarda para el mezzanine están cubiertos de afiches. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

La empresa  Aceros Prefabricados, S. A.  (Apsa) recibió Q1.4 millones en el 2014 para continuar el proyecto, pero necesita más recursos.

Luego de esos trabajos se detuvo la construcción. José Guadalupe Morales,  presidente del Comité de Inquilinos del Sector 30 de El Guarda, explicó que la paralización comenzó por la oposición de comerciantes que venden en la calle aledaña al mercado, quienes pensaron que los locales se construirían para ellos.

Flores explicó que en un mes podría asegurarse, con el banco,  la continuidad del proyecto.