Guatemala

Niños especiales enfrenta falta de atención educativa 

Decenas de niños con capacidades especiales se enfrentan  todos los días a una serie de dificultades cuando asisten a la escuela, pues tanto los planteles como la mayoría de maestros no están capacitados para atender esos casos.

Por Yanira Alvizurez / Guatemala

Una maestra de la Escuela Oficial de Educación Especial en San Marcos imparte clases a niños con capacidades diferentes. (Whitmer Barrera)
Una maestra de la Escuela Oficial de Educación Especial en San Marcos imparte clases a niños con capacidades diferentes. (Whitmer Barrera)

“Me gusta venir a esta escuelita  porque tengo muchos amigos, aunque a veces se burlan de mí porque la maestra me explica varias veces la lección”, dijo  Carlos  Hernández, de 9 años, quien sufre trastorno por déficit de atención e hiperactividad y estudia en una escuela regular de la zona 21 capitalina.

Carmen Morales, madre de  Carlitos, contó  que  a pesar de que el niño presenta  necesidades educativas especiales (NEE), asociadas al déficit intelectual, los maestros    utilizan la misma metodología para todos los estudiantes. 

“Es necesario que el Ministerio de Educación capacite a todos los docentes sobre las técnicas o recursos especiales para la enseñanza de los niños con discapacidades, quienes también tienen derecho a la educación y a la igualdad de oportunidades”, expresó.

Melvia Tubac Socoy, 18, padece síndrome de Down y las autoridades de una escuela de primaria de la cabecera de Chimaltenango le negaron la inclusión, por lo que sus padres la inscribieron en la Escuela Urbana Oficial Mixta de Atención Especial,   donde  cursa cuatro primaria.

Catalina Socoy dijo que  lucha   por sacar adelante a su hija,  por eso se sintió triste e impotente  cuando   se le negó la oportunidad de estudiar.

“El director justificó   que no cuentan con profesores especializados y  que las aulas no están adecuadas para niños con necesidades  educativas especiales, por lo que decidí inscribir a mi hija  en la  escuela especial, donde las maestras la      han apoyado, aunque ha  repetido cuatro años   primero  primaria”, agregó.

María  Choy, directora de la escuela, dijo: “La atención para cada estudiante es personalizada y  depende de la necesidad de cada alumno. Por ejemplo, algunos aprenden a leer y  escribir, pero otros se inclinan a desarrollar sus habilidades en el  deporte, pintura y baile, entre otras actividades”.

Al caso de Tubac se suma el de un niño con  discapacidad en la mano derecha,  que   a principios de este ciclo escolar fue discriminado por la directora  de la Escuela Urbana 2 de La Tinta, Alta Verapaz.

“La encargada del plantel me dijo que no podían aceptar a mi hijo porque podía ser criticado  por sus compañeros y después ya no iba a querer llegar a la escuela”, relató Ofelia  Caal Ba, madre del menor.

Una maestra de la  Escuela Oficial de Educación Especial en San Marcos  imparte clases a niños con capacidades diferentes.
Una maestra de la Escuela Oficial de Educación Especial en San Marcos imparte clases a niños con capacidades diferentes.

Destacado

Kevin  Velásquez,   9,   padece discapacidad auditiva total. Es uno de los 59 estudiantes de la Escuela Oficial de Educación Especial de la cabecera de San Marcos que    aprende a leer y escribir en un sistema en el que pasa de grado en dos años.

“Kevin es un ejemplo de superación, pues a pesar de su discapacidad ya  sabe leer y escribir”, dijo María Elizabeth Orozco, maestra.

Indicó que  carecen de recurso humano, pues solo hay seis maestras por contrato que cada año   son reubicadas. Además, el Ministerio de Educación  (Mineduc) solo envía materiales didácticos para cuatro docentes.

Apoyo

Para la psicopedagoga Mónica de García   las autoridades educativas deben ponerle más atención a la población estudiantil que necesita aprendizaje especial y a la inclusión en planteles regulares.

Recordó que existe una ley que dictamina que menores con capacidades especiales sean admitidos en escuelas normales, pero los maestros no están capacitados para atenderlos.

Aumentan casos

En Retalhuleu, las autoridades de Educación Departamental  estiman que a cada establecimiento  regular  asisten dos o tres niños con mayores dificultades en  el aprendizaje, por problemas del habla, visuales y de retención, entre otros.

La maestra Julia Escobar indicó que pese a que en ese departamento existen varias escuelas para niños con capacidades especiales, estas  son insuficientes para atender a ese sector de la población y que cada vez se detectan más casos.

“En estas escuelas, a los niños con limitaciones físicas se les instruye con manualidades, como se hace con los menores normales, y son sometidos al mismo sistema de aprendizaje que se utiliza en las regulares, con la diferencia de que los maestros ajustan la enseñanza de manera individual”, expresó.

Con más atención

Los departamentos con más casos de niños con NEE en el 2016 fueron:

  • Guatemala           27.45%
  • Huehuetenango     5.75%
  • Suchitepéquez       5.55%
  • Quetzaltenango     5.46%
  • Alta Verapaz         5.07%
  • San Marcos           4.47%
  • Sacatepéquez          4.5%
  • Petén                      3.90%
  • Escuintla                 3.63%
  • Quiché                     3.51%
  • Chimaltenango        3.45%
  • Totonicapán             3.26%
  • Santa Rosa             3.24%
  • Sololá                       3.14%
  • Jutiapa                     2.92%

Escuelas inclusivas

El programa de Escuelas Inclusivas del Mineduc se refiere a los  establecimientos regulares de todos los niveles que cuentan con el apoyo de un docente de educación especial,  capacitado sobre los lineamientos técnico-administrativos para atender a los estudiantes con NEE y fomentar la cultura inclusiva en el  área urbana y rural.  

El fundamento   técnico del programa es que todos los niños y jóvenes puedan aprender en planteles regulares  y tener mayores oportunidades de aprendizaje al transformar su propuesta pedagógica que incluye metodologías para desarrollar las capacidades y el aprendizaje de todos los estudiantes, sin discriminación o segregación.

Marta Batres, maestra de Educación Especial, comentó que en la mayoría de escuelas normales hay niños y niñas con capacidades diferentes, pero ni maestros ni padres de familia reportan la situación, lo que hace más difícil apoyarlos.

Censo

Según  el censo escolar 2017 del  Mineduc,   seis mil 629 menores de todos los niveles educativos  en el país tienen  NEE.

Guatemala, Huehuetenango, Quetzaltenango, Suchitepéquez y Retalhuleu son los departamentos con mayor incidencia.

Óscar Hugo López, ministro de Educación, dijo que para atender a los niños  con NEE  se implementaron  programas educativos especiales, como becas económicas y capacitación de maestros. Comentó que luego del censo cuentan    con una base de datos   de los niños con NEE, quienes recibirán  apoyo    para  asistir a la escuela.

    

“Se trabaja en evitar la deserción de los estudiantes con NEE, fortalecer la preparación  de  los maestros en el  proceso educativo especial y los programas de escuelas inclusivas”, dijo el funcionario.

Wlilliam Johel Patzán,  director General de Educación Especial, del Mineduc, dijo que la mayoría de   planteles son de   preprimaria y primaria,  y algunos cuentan con talleres ocupacionales para  estudiantes de sexto.

Aunque el Mineduc emprendió algunas acciones para atender a niños con capacidades diferentes en 1985, fue 13 años después que  creó la Dirección General de Educación Especial  (Digeesp).

Según el sitio web del Mineduc, en el 2008 fueron atendidos  siete mil 713 niños con necesidades educativas especiales. Un reporte del  2005 indica que existe atención de ese tipo en centros privados —ese año atendieron a mil 921 niños— y semiprivados —89—, pero no señalan cuántos ni dónde funcionan.

Con información de Whitmer Barrera y Víctor Chamalé.