Guatemala

Persisten carencias en la Escuela de Comercio 2

Más de tres meses han transcurrido desde que un grupo de estudiantes de la Escuela Nacional de Ciencias Comerciales No. 2 fue arrollado por un vehículo mientras se manifestaban en la calzada San Juan, zona 7 de la capital; sin embargo, los problemas que motivaron esa protesta no han sido atendidos por las autoridades.

Por Yanira Alvizurez

Autoridades les enviaron materiales de construcción que que la escuela no había requerido. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Autoridades les enviaron materiales de construcción que que la escuela no había requerido. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Las aulas de Comercio 2 lucen despintadas y descuidadas. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Las aulas de Comercio 2 lucen despintadas y descuidadas. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Las aulas de Comercio 2 lucen despintadas y descuidadas. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Las aulas de Comercio 2 lucen despintadas y descuidadas. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Los baños están en deplorables condiciones porque no hay personal asignado a limpieza. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Los baños están en deplorables condiciones porque no hay personal asignado a limpieza. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Autoridades les enviaron materiales de construcción que que la escuela no había requerido. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Autoridades les enviaron materiales de construcción que que la escuela no había requerido. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Autoridades les enviaron materiales de construcción que que la escuela no había requerido. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Autoridades les enviaron materiales de construcción que que la escuela no había requerido. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Alumnos reciben clases en aulas donde se filtra el agua cuando llueve. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Alumnos reciben clases en aulas donde se filtra el agua cuando llueve. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Según estudiantes, maestros y padres, desde ese suceso, ocurrido el 26 de abril último, por el cual falleció la alumna Brenda Domínguez, las autoridades del Ministerio de Educación (Mineduc) no han cubierto las 17 plazas vacantes de personal docente, administrativo, técnico y operativo.

“Estamos preocupados porque el ciclo escolar está por concluir y nuestros hijos no han recibido varios cursos. No sabemos cómo los van a examinar”, denunció Sara Maldonado, madre de un estudiante.

Un adolescente que prefirió no identificarse dijo que la situación ha empeorado desde aquella fecha, pues en varias secciones, de las seis horas de la jornada, solo reciben cuatro, y a la semana tienen 20 periodos libres, por falta de maestros.  

“Nos sentimos abandonados, pues la falta de maestros e insumos y las malas condiciones en las que se encuentran las instalaciones siguen. Los sanitarios y salones de clases se inundan y algunos no tienen puertas ni ventanas”, expuso Jonathan Urías, de 6o. Perito Contador.

Urías añadió que el único apoyo que han tenido es de parte del personal de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), quienes brindan terapias psicológicas a los estudiantes, que, como él, resultaron con golpes y heridas.

Algunos maestros indicaron que hace unos meses les trasladaron algunos materiales de construcción que no solicitaron, pero la Dirección les informó que era como complemento, debido a que no contaban con los insumos requeridos.

La directora interina del plantel, Blanca Rosa de Pozuelos, informó que desde el incidente, la única acción del Mineduc fue remover al director.

“Hacen falta dos maestros de tiempo completo para cubrir los 60 períodos que están libres a la semana. Los 26 maestros que están se las han ingeniado para atender a los mil 65 estudiantes, pero realmente es imposible. Además, la infraestructura está en mal estado y no contamos con guardián desde hace 14 años”, añadió.

Verificación

El pasado 7 de junio, personal de la Defensoría de la Juventud de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), efectuó una verificación de seguimiento a los hechos ocurridos el pasado 26 de abril cuando los estudiantes de ese establecimiento educativo salieron a manifestar. 

Jonathan Urías, de 6o. Perito Contador.

Nos sentimos abandonados, pues la falta de maestros e insumos y las malas condiciones en las que se encuentran las instalaciones siguen. Los sanitarios y salones de clases se inundan y algunos no tienen puertas ni ventanas”.

En esa oportunidad, el defensor de la juventud, Abner Paredes, señaló que verificaron las demandas que desde el año pasado estudiantes y maestros habían hecho a la Dirección Departamental de Educación.

“Falta el nombramiento de catedráticos para 17 áreas. Además, la infraestructura del centro educativo está colapsada, principalmente en el segundo nivel, donde hay filtraciones, moho y otros desperfectos, en el área de tubería y electricidad hay cableado expuesto, los sanitarios están colapsados y las condiciones de higiene no son las adecuadas”, indicó Paredes.

Alejandra Morales, directora departamental de Educación Guatemala Occidente, aseguró que sí han atendido las demandas, pues hace poco cumplieron con la entrega del 50 por ciento de insumos como parte del programa de gratuidad a la Educación y el próximo mes se espera enviar el otro 50%.

Durante los períodos libres, algunos estudiantes aprovechan para hacer tareas de otros cursos o salen a jugar a las canchas. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Durante los períodos libres, algunos estudiantes aprovechan para hacer tareas de otros cursos o salen a jugar a las canchas. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Morales comentó que, “a más tardar, el 15 de agosto” se podría nombrar a nuevos profesores.

“Para no perjudicar a los estudiantes, las autoridades del Mineduc solicitaron el apoyo de los maestros que están en el plantel”, añadió.