Guatemala

Escuela inclusiva de fútbol prepara a jóvenes con capacidades diferentes

 Promover la inclusión a través de un programa deportivo que se fundamenta en valores, solidaridad, trabajo en equipo y acato de normas, es el objetivo de la escuela inclusiva Dar fútbol, fundada en el 2016.

Por Yanira Alvizurez

La escuela fue fundada por el entrenador Walter Armando Molina Dávila, en septiembre del 2016. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
La escuela fue fundada por el entrenador Walter Armando Molina Dávila, en septiembre del 2016. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La escuela fue fundada por el entrenador Walter Armando Molina Dávila, de 46 años y funciona en la cancha del Centro Juvenil Salesiano (Cejusa), zona 11, donde asisten cada miércoles y jueves al menos 15 niños y jóvenes con capacidades diferentes y regulares.

“En Dar futbol todos los niños son iguales y nadie se queda atrás. Ellos no piden lástima, sino una oportunidad para ser productivos y acá tratamos de brindárselas. Los tres instructores y tres monitores nos esforzamos para brindarles lo mejor a los menores, quienes aprenden de acuerdo a sus capacidades y habilidades”, expresó Molina.

Manifestó que la institución, la cual funciona en Cejusa, es una entidad sin fines de lucro que no cobra por las clases y que se especializa en recibir a personas con síndrome de Down, autismo y regulares.

“En Dar futbol todos los niños son iguales y nadie se queda atrás. Ellos no piden lástima, sino una oportunidad para ser productivos y acá tratamos de brindárselas”.

“Necesitamos del apoyo de personas o empresas que deseen apoyarnos económicamente para seguir con el proyecto, el cual es el único en el país”, indicó Molina.

Felicidad

Keneth Hutton Gudiel, de 18 años, es uno de los estudiantes de la escuela que cuando ve el balón su rostro se ilumina de felicidad, pues sabe que es el momento de aprender y compartir con sus amigos.

En cada práctica los jugadores se divierten y lo disfrutan, pero no son los únicos, pues afuera de la cancha, los padres se gozan cada paso, patada y ejercicio de sus niños, con quienes en muchas oportunidades han sufrido discriminación.

El entrenador Walter Molina Dávila junto a uno de sus alumnos practican fútbol en el campo de Cejusa. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
El entrenador Walter Molina Dávila junto a uno de sus alumnos practican fútbol en el campo de Cejusa. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Karen Gudiel, madre de Keneth, comentó: “Estoy feliz de que mi hijo autista tenga la oportunidad de recrearse y aprender futbol en esta escuela inclusiva que es la única en el país”.

Otra madre de familia, comentó que gracias a la escuela muchos niños y adolescentes han tenido la oportunidad de recrearse y aprender un deporte que ha contribuido en su desarrollo integral.

Beneficios

Molina, un exfutbolista que se preparó hace 10 años para ser entrenador-formador, en el camino encontró una especialización enfocada a niños y personas con capacidades diferentes, manifestó que los beneficios que brinda el futbol a las personas con capacidades diferentes es el sentido de pertenencia, solidaridad y trabajo en equipo.

 La escuela Dar fútbol atiende miércoles y jueves de 15 a 16:30 horas en las canchas del Cejusa. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
La escuela Dar fútbol atiende miércoles y jueves de 15 a 16:30 horas en las canchas del Cejusa. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

“Buscamos estimular y desarrollar la velocidad, coordinación, toma de decisiones y concentración. Para los regulares la exigencia deportiva es un poco mayor pero ellos se sensibilizan con sus  compañeros, los respetan y apoyan”, agregó.

Datos:

  • Dar significa Down, Autismo y Regular.
  • La escuela Dar fútbol atiende miércoles y jueves de 15 a 16:30 horas en las canchas del Cejusa.
  • Los interesados en apoyar económicamente o en inscribir a sus hijos pueden comunicarse al correo electrónico  darfutbol@gmail.com o en la página de Facebook: Dar futbol.
  • Para poder ser parte de la escuela Dar los padres de los menores deben llenar una ficha de inscripción y compromiso de asistencia.