Guatemala

Reclusos de cárceles de Fraijanes temen propagación de enfermedades por falta de agua

Desde hace una semana los más de tres mil internos de las  cárceles de Pavón y Pavoncito, en Fraijanes, Guatemala, están sin servicio de agua, debido a la falla en la bomba  sumergible del pozo mecánico, situación que preocupa a familiares y reclusos puesto que podrían propagarse enfermedades.

Por Oscar Felipe Q.

Algunos de los internos reciben agua en garrafones. Piden a las autoridades agilizar la reparación de la bomba.(Foto Prensa Libre: Esbin García)
Algunos de los internos reciben agua en garrafones. Piden a las autoridades agilizar la reparación de la bomba.(Foto Prensa Libre: Esbin García)

En el lugar proliferan los malos olores, puesto que los reclusos no tienen agua para su higiene personal ni para lavar la ropa. 

Mishel Ajbad, familiar de uno de los reclusos expuso: “Les traen agua en camiones cisterna,  pero no es suficiente. Algunos agarran agua en pequeños botecitos que no les alcanza ni para un día”.

Afirmó que, incluso, el problema viene de varias semanas atrás ya que usualmente ingresa semanalmente cien bolsas de agua pura para abastecer a los presos.

Una pareja de hermanos, quienes pidieron no ser identificados, informaron que también   ingresan bolsas de agua a diario desde hace una semana, para un familiar que se encuentra recluido. “Le traemos bastante agua para que la reparta entre  sus compañeros”, dijo uno de ellos.

Reclusos piden a las autoridades que solucionen el problema lo más pronto posible.

Personal de la Dirección General del Sistema Penitenciario (SP), quienes prefirieron no dar su nombre, informaron que también sufren la falta de agua porque en el destacamento tampoco hay servicio, así como en  la escuela y en el Centro de Orientación Femenina.

Sistema Penitenciario trabaja para restablecer el servicio de agua en el lugar. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Sistema Penitenciario trabaja para restablecer el servicio de agua en el lugar. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Solucionan problema

Rudy Esquivel, vocero  del SP, confirmó que el problema se debe al fallo del motor mecánico que abastece de agua al centro carcelario; sin embargo, aseguró  que a diario llevan dos cisternas de agua para abastecer el recinto.

Esquivel señaló que  el fallo del motor se registró el miércoles de la semana pasada,  pero desde ese día iniciaron los estudios técnicos que determinaron que era recomendable reemplazar la bomba.

“Se cumplió con el procedimiento de licitación y el viernes se adjudicó la compra del motor, ahora estamos a la espera de que sea instalado. Esperamos que en las próximas 24 horas se restablezca  el servicio”, indicó  el vocero.

Agregó que los trabajos incluyen la extracción de la bomba dañada,  colocación de la nueva y limpieza del pozo central, con una inversión de Q40 mil 800.

Esquivel  añadió  que respeta las críticas de los sectores, pero asegura que trabajan para restablecer el servicio de agua en el lugar.

Epidemias en cárceles

En  la cárcel para hombres de   Jutiapa se propagó, en el 2014, una plaga de ácaros, que se multiplicaron por el calor en las colchonetas y ropa de los 352 reclusos que se encontraban hacinados y en condiciones infrahumanas.

La mayoría de reclusos se enfermaron de sarcoptosis, causada por los ácaros.

El año pasado se registraron varios casos de tuberculosis en el preventivo para varones de la zona 18.

A principios de este año también se reportaron varios casos de esa enfermedad en la Granja Penal Canadá, en Escuintla, a causa del hacinamiento en el que permanecen los reclusos.

Reclusos de las cárceles de Fraijanes reciben agua en bolsa para solventar la crisis  causada por la falta de agua en el lugar. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Reclusos de las cárceles de Fraijanes reciben agua en bolsa para solventar la crisis causada por la falta de agua en el lugar. (Foto Prensa Libre: Esbin García)