Huehuetenango

Autobús se accidenta en Huehuetenango y deja dos muertos

Como todos los martes, Federico Carrillo Ramos, de 64 años, abordó a eso de las 4 horas el autobús de los Transportes Chiantlequita que lo llevaría a Nentón, Hehuetenango, donde entregaría dos quintales de queso, pero su viaje fue truncado, pues el bus se accidentó al pasar por el kilómetro 267 en la aldea Xinaxoj.  

Por Mike Castillo y Miguel Barrientos

Un autobús cayó a una hondonada en el km 267 de la ruta Interamericana, en Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Un autobús cayó a una hondonada en el km 267 de la ruta Interamericana, en Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

En el accidente también murió el ayudante de la unidad, César Armando López, 41; además resultaron heridos 31 pasajeros, quienes fueron trasladadas al Hospital Regional de Huehuetenango.

El socorrista Mauricio Martínez dijo que la mayoría de pasajeros sufrieron golpes y trauma de cráneo, por lo que fue necesario llevarlos al referido hospital. 

Martínez dijo que según los pasajeros, al pasar por el kilómetro 267 el piloto perdió el control del autobús, se salió de la carretera en una curva y la unidad cayó en una hondonada de varios metros de profundidad.

"El producto de don Federico quedó esparcido a orillas de la cinta asfáltica, el bus arrancó dos árboles en la pendiente, antes de quedar con las llantas hacia arriba en el fondo del barranco", expresó el socorrista.

Velocidad

Wendy López, pasajera, relató que en varias ocasiones le gritaron al chofer que disminuyera la velocidad, pero este no les escuchó, por el contrario, hablaba por celular desde que el bus salió de la terminal, incluso antes del accidente casi colisiona con un camión y una motocicleta en el lugar conocido como Las Vegas.

"Fue irresponsabilidad del piloto que manejaba a alta velocidad y aunque algunos trataron de bajarse del bus no lo   permitió. Fue un mal momento, creímos que todos íbamos a morir", refirió López.

Ramiro de León Pérez, otro de los pasajeros, comentó: "Me dirigía a mi casa en Chacaj, Nentón, al abordar la unidad me dormí y fue hasta que el bus se movió de un lado a otro que desperté, en ese instante me percaté que nos ibamos a accidentar y todos gritaban ayuda, ayuda. Gracias a Dios no morimos".

De León manifestó que no hay ningún tipo de control de las autoridades, pues es común que los choferes hablen por celular mientras conducen y los pasajeros somos las víctimas.

Agentes de la Policía Nacional Civil informaron que la causa del accidente fue el exceso de velocidad, además confirmaron que el piloto hablaba por celular, por lo que esperan localizarlo ya que huyó.