Huehuetenango

Colegio que enseña a los estudiantes a disparar será sancionado

El Liceo de Ciencias Comerciales, colegio que opera en la cabecera de Huehuetenango, será sancionado derivado de que enseña a sus estudiantes a disparar con armas de fuego, una práctica prohibida según las leyes del país.

Por Redacción

Una estudiante es adiestrada en el manejo de armas, una actividad prohibida por la ley. (Foto Prensa Libre)
Una estudiante es adiestrada en el manejo de armas, una actividad prohibida por la ley. (Foto Prensa Libre)

El pasado 14 de octubre Prensa Libre dio a conocer cómo alumnos de la carrera de Bachillerato en Ciencias y Letras con diplomado en Criminología, aprenden a manipular armas lo cual está prohibido por la Ley de Armas.

El martes, el director departamental de Educación, Aníbal Martínez, expuso que, aunque está a la espera del informe final solicitado a la Dirección Técnica Administrativa, el colegio será sancionado. 

Prensa Libre estuvo en las instalaciones de ese centro educativo y entrevistó a  Ramiro de León, encargado del área de marquetin, quien indicó que ese es el único plantel que ofrece 27 carreras de nivel medio, entre ellas el polémico bachillerato.

Los estudiantes que se graduarán este año fueron llevados a un polígono, en el cual los “instructores”, previo a una charla informativa, permitieron que  manipularan  armas de distinto calibre e incluso     dispararan. Según De León, eso es parte de la formación académica que está autorizada por el Ministerio de Educación.

Agregó que cuentan con el consentimiento de los padres de familia y el consejo de administración del centro educativo, que al final del ciclo lectivo entrega el título de bachiller y un diploma firmado por el director  que  avala los créditos  del diplomado.

En su página de Facebook, el mencionado colegio promociona la más reciente actividad de Criminología y en un video, que ya fue retirado de su página, se observa a los graduandos accionando armas —escopetas, revólveres y pistolas—, lo cual contrasta con lo establecido en la Ley de Armas y Municiones, que establece  como edad mínima para   esta práctica 25 años, siempre y cuando se tenga licencia.

Para las autoridades del colegio, ese diplomado  es parte de una innovación que demuestra la calidad de educación que ofrecen. “Tenemos todos los requisitos que establece el Ministerio de Educación y autoridades del departamento. Tanto los bachilleratos y carreras afines tienen el permiso y legalización respectiva”, aseguró De León.

La carrera ha levantado la polémica en las redes sociales de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre)
La carrera ha levantado la polémica en las redes sociales de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre)

El entrevistado indicó que a los padres de familia se les brinda toda la información referente al bachillerato y los diplomados y son ellos quienes deciden inscribirlos; las prácticas se hacen en el nivel público y privado.

Polémica

La divulgación en redes sociales de imágenes de  estudiantes manipulando  armas de diferente calibre abrió el debate de si esa actividad  es o no correcta.

Érick Villatoro, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), señaló que si bien es necesario innovar en educación, no se puede poner en peligro la integridad de los jóvenes.

Agregó que la manipulación de armas por parte de estudiantes puede violentar derechos fundamentales como  la vida y tratados internacionales. “No se debe considerar —el uso de armas de fuego— como algo normal en los centros educativos”, dijo.

Villatoro aseguró que se debe consultar a las autoridades educativas y al colegio para confirmar si se tienen permisos para esas prácticas y verificar si los diplomados que ofrecen están avalados.

Las autoridades afirmaron que el colegio será sancionado. (Foto Prensa Libre)
Las autoridades afirmaron que el colegio será sancionado. (Foto Prensa Libre)

“No hay que satanizar la educación que se pueda dar a los estudiantes ni la actividad de los docentes, pero sí hay que tener en cuenta que se pone en riesgo  la vida de los estudiantes en  caso  de que no se adoptaran todas  las medidas preventivas, pero, en primer lugar, que no se observe la legislación vigente para el tema”, manifestó.

El delegado de la PDH recordó que los universitarios que realizan  esas prácticas tienen suficiente edad y grado de responsabilidad. “La educación debe estar cimentada en principios y valores. Si bien es cierto que se ha ampliado la oferta, se debe tener una resolución de las autoridades y para uso de armas se deben ver otras leyes nacionales e instrumentos internacionales”, indicó.

Martínez aseguró que para Huehuetenango el Ministerio de Educación solo autorizó Bachillerato en Ciencias y Letras con especialidad en Educación o Computación. “El sector privado, en general, para atraer clientes, se ha inventado apellidos y ofrecen productos no legalizados”, dijo.

La carrera de criminología ha levantado polémica en redes sociales. (Foto Prensa Libre)
La carrera de criminología ha levantado polémica en redes sociales. (Foto Prensa Libre)

Agregó: “El colegio se confundió al promocionar una carrera que no existe o los padres han sido engañados. No podemos pensar que en Guatemala los centros educativos están formando a estudiantes para el manejo de armas”.

Por aparte, Geovani Pérez,  vocero del Ejército, manifestó que ningún menor de 25 años está autorizado para portar, manipular o disparar un arma de fuego, según la Ley de Armas y Municiones.

Refirió  que  algunas universidades imparten la carrera de Criminología, pero no incluyen cursos de tiro, sino  orientación sobre armas y calibres, con apoyo del Ejército.

Indicó que todas las armas deben registrarse en el Digecam  y que verificarán si las del colegio son legales.

Aníbal Martínez, director departamental de educación, muestra circular enviada a colegios para prevenir carreras son autorizadas. (Foto Prensa Libre)
Aníbal Martínez, director departamental de educación, muestra circular enviada a colegios para prevenir carreras son autorizadas. (Foto Prensa Libre)