Huehuetenango

Matan a comerciante que regresaba de dejar a sus hijos en un colegio

Kelvin Alexander López Ordóñez, de 47 años, murió baleado cuando regresaba de ir a dejar a sus hijos a un colegio privado en la colonia Makepeace, zona 1 de Huehuetenango, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Mike Castillo

Kelvin Alexander López Ordóñez fue atacado cuando regresaba del colegio, había ido a dejar a sus hijos. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Kelvin Alexander López Ordóñez fue atacado cuando regresaba del colegio, había ido a dejar a sus hijos. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Testigos relataron a la PNC que dos hombres que viajaban en motocicleta dispararon contra López Ordóñez, quien era comerciante.

Bomberos Voluntarios atendieron la emergencia; sin embargo, la víctima murió de manera instantánea, señaló el socorrista Henry Palacios.

Según las autoridades, el comerciante intentó ingresar a la colonia, pero los atacantes se acercaron a la ventana y le dispararon. Algunos vecinos trataron de auxiliarlo, pero las heridas fueron en partes vitales.

Lea también: Hombres relatan como mataron a niña de 12 años

José Gregorio López, padre del fallecido, indicó que su hijo se dedicaba a vender vehículos importados. Añadió que no tiene información si recibía amenazas o si era víctima de extorsión.

Destacó que irían a un taller para colocarle una parrilla a una camioneta. “Mi hijo no tenía problemas con nadie. No ingería bebidas alcohólicas ni fumaba, hoy solo vino a dejar a sus hijos al colegio, pero nunca regresó”, manifestó.

Investigación

Autoridades del Ministerio Público y PNC no descartan que el ataque esté ligado al pago de extorsión, ya que López Ordóñez tenía locales en el mercado central y se dedicaba a la venta de vehículos.

Un investigador del MP recolecta evidencias en el donde fue baleado el comerciante en Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Un investigador del MP recolecta evidencias en el donde fue baleado el comerciante en Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

El comerciante dejó en la orfandad a cuatro hijos de 10, 12, 14 y 16 años. Familiares exigieron a las autoridades capturar a los responsables y que el crimen no quede en la impunidad.

El vecino Eduardo Herrera exigió al gobernador departamental Ramiro Barillas acciones prontas, pues la falta de seguridad atenta contra la vida y el patrimonio, por el incremento de robos.

Podría interesarle: Pitbull ataca a niño de 3 años en Plaza de la Constitución

Agregó que es necesario combatir de manera frontal las extorsiones, un delito que cada vez es más común y aunque muchos comerciantes son víctimas las autoridades no hacen los suficientes esfuerzos por controlar la inseguridad.

Contenido relacionado

> Saqueadores se llevaron todo en varios almacenes

> Ultiman a abogado cuando salía de su vivienda

> Agente de PNC sindicada de secuestro