Huehuetenango

Continúa tensión en Ixquisís por oposición a proyecto hidroeléctrico  

La tensión continúa en Ixquisís, San Mateo Ixtatán, Huehuetenango, donde el lunes último un grupo de pobladores que se opone a una hidroeléctrica, se enfrentó a las fuerzas de seguridad y causó daños en las instalaciones del proyecto. 

Por Redacción

Los supuestos manifestantes intentaron emboscar a los policías el lunes último. (Foto Prensa Libre: Cortesía PNC)
Los supuestos manifestantes intentaron emboscar a los policías el lunes último. (Foto Prensa Libre: Cortesía PNC)

La manifestación duró varias horas y el grupo de manifestantes arremetió contra la sede de la Policía Nacional (PNC), donde se reportaron unos siete agentes heridos.

Se informó que, en la madrugada de este martes, unos cien soldados en vehículos blindados y 60 agentes de la PNC llegaron a Ixquisís, para ayudar a retomar el control de la situación.

El gobernador de Huehuetenango, Estuardo Barillas, informó que las fuerzas de seguridad permanecerán el tiempo que sea necesario, pues la situación continúa tensa.

Garantizar la vida

Álvaro Ramazzini, obispo de la Diócesis de Huehuetenango, manifestó en un programa de radio, que se debe garantizar la vida de las personas que han estado en peligro.

Expresó que los hechos violentos pudieron evitarse, pues el tema no se resuelve como actuaron grupos opositores.

“El Estado debe investigar efectivamente y establecer de dónde vienen las armas”, puntualizó.

De acuerdo con información preliminar, el grupo de manifestantes derribó postes de metal del proyecto hidroeléctrico y este martes autoridades harán un recorrido para corroborar los daños causados.

Uno de los postes que habría sido derribado por los manifestantes. (Foto Prensa Libre: Cortesía).
Uno de los postes que habría sido derribado por los manifestantes. (Foto Prensa Libre: Cortesía).