Huehuetenango

Trasladan vía aérea a niña de Huehuetenango con severas quemaduras 

Flor Martín Miguel, de 9 años, quien sufrió quemaduras en su casa en Río Negro, Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, el mes pasado, fue trasladada este miércoles a la capital para recibir atención médica.

Por Edwin Pitán

Este miércoles un helicóptero de la Fuerza Aérea Guatemalteca trasladó a la menor a la capital. (Foto Prensa Libre: Cortesía PDH)
Este miércoles un helicóptero de la Fuerza Aérea Guatemalteca trasladó a la menor a la capital. (Foto Prensa Libre: Cortesía PDH)

El viernes pasado los padres de la menor evitaron que fuera trasladada a la capital, ya debe recibir atención especializada por el grado de las quemaduras. 

La niña se quemó el pasado 24 de  octubre cuando manipulaba una candela y la blusa que tenía prendió en llamas, por lo que fue internada en el hospital del municipio. 

Martin Miguel es originaria de Río Negro y fue trasladada al área de quemados del Hospital Roosevelt, luego de la intervención de la Procuraduría General de la Nación y Derechos Humanos. 

La PDH informó que se formó una comision para dialogar con autoridades comunitarias y la familia de la menor. Además, el juez de Asuntos Municipales de Barillas estuve presente.

PDH y PGN intervinieron para que la menor reciba atención médica en el Hospital Roosevelt. (Foto Prensa Libre: Cortesía PDH)
PDH y PGN intervinieron para que la menor reciba atención médica en el Hospital Roosevelt. (Foto Prensa Libre: Cortesía PDH)

Familiares de la menor dijeron que confían en la PDH para que se le brinda atención lo más pronto a la menor, y a través de un helicóptero de la Fuerza Aérea Guatemalteca se efectuó el traslado al centro asistencial de la zona 11.

Necesita atención

Médicos del Hospital Distrital de Santa Cruz Barillas, habían dicho que su traslado era necesario, ya que su estado de salud era delicado. 





Cuando los enfermeros cargaron la camilla para colocar a la menor en la ambulancia, el viernes pasado, los padres exigieron que la bajaran del vehículo.

Una grabación muestra cómo los padres de la niña discuten con los enfermeros e impiden que se haga el traslado, luego se la llevan en mototaxi.

Según médicos del centro asistencial, Flora necesita tratamiento especializado para regenerar la piel del tórax que tiene dañada por quemaduras de segundo grado.

Los padres de Flora la sacan de la ambulancia y el hospital pese a las complicaciones de salud. Su traslado lo efectuaron en un mototaxi. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Los padres de Flora la sacan de la ambulancia y el hospital pese a las complicaciones de salud. Su traslado lo efectuaron en un mototaxi. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Si la menor no recibe las terapias adecuadas, podría fallecer. La familia de Flora reside en Río Negro, una aldea a cinco kilómetros de Santa Cruz Barillas y se presume que regresó a su casa.

Se informó que médicos trataron de disminuir los dolores que sufre la menor, pero días después se determinó que debía ser trasladada a la capital para tener un tratamiento adecuado. Uno de los procedimientos que necesita es el injerto de piel.

El 6 de este mes, autoridades del referido hospital denunciaron a los padres de la niña ante el Juzgado del municipio, pues  se rehusaban a que su hija fuera trasladada al Hospital Roosevelt, Guatemala.

Ese día se empezó a prever que la recuperación de Flora sería difícil. Candelaria Pedro, madre de la niña, justificó que se oponía al traslado, porque debe cuidar de sus otros hijos.

El juzgado de Santa Cruz Barillas abrió un proceso de protección para Flora y ordenó efectuar el traslado desde el 6 de noviembre pasado, pero no fue posible.

Esta es la sala en la que estuvo internada durante 25 días Flora Martín Miguel, de 9 años. La madre de la niña la acompañó las tres semanas. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Esta es la sala en la que estuvo internada durante 25 días Flora Martín Miguel, de 9 años. La madre de la niña la acompañó las tres semanas. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

El director de hospital, David Velásquez, en una entrevista vía telefónica explicó: “Se dio parte legal porque la mamá de la niña no quiere tenerla en el hospital. La decisión del juez ordena que debemos trasladarla a la capital, aunque esto sea en contra de la voluntad de la madre. Estamos esperando que pueda acceder para mandarla a Guatemala”.

El viernes último la menor viajaría 324 kilómetros hasta el hospital Roosevelt para empezar una nueva fase de recuperación, pero se impidió el viaje, por lo que ahora se efectuó vía aérea.