Izabal

El Parque Ecológico El Boquerón y La Finca El Paraíso son dos bellezas naturales de El Estor

Más allá de las bellezas que ofrecen Puerto Barrios, Playa Dorada, Río Dulce, Lívingston u otros lugares de Izabal, también se encentran lugares paradisiacos, como el Parque Ecológico El Boquerón y la Finca El Paraíso, sitios poco visitados que se encuentran en El Estor, a solo 35 kilómetros del Río Dulce.

Por Oscar Felipe Q.

Parque Ecológico El Boquerón es un lugar místico que contrasta el agua del río El Sauce con las grandes paredes de piedras que crea un vista simplemente espectacular. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Quisque)
Parque Ecológico El Boquerón es un lugar místico que contrasta el agua del río El Sauce con las grandes paredes de piedras que crea un vista simplemente espectacular. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Quisque)

Si usted tiene planificado viajar a Izabal para las fiestas de fin de año y comenzar el 2018 descubriendo las riquezas naturales del país, no dude en incluir en su agenda estos dos lugares, que son de fácil acceso y la entrada por persona tiene bajo costo, Q5 por ingresar al parque y Q10 vale el ingreso a la finca

Cada lugar tiene un distintivo. En el Parque Ecológico El Boquerón se puede apreciar la belleza del río El Sauce, en el que se puede transportar en cayuco, servicio que prestan personas de la comunidad a un costo de entre Q10 y Q20, depende la afluencia de visitantes.

En el recorrido por el río se puede apreciar altas paredes de roca de hasta 100 metros de altura y con figuras de animales, uno de los más fácil de apreciar es la figura de una gigantesca tortuga con la boca abierta y la otra es el rostro de un humano, de unos ocho metros.





Hasta donde los cayucos tienen paso, los pobladores le ofrecen tiempo de espera al visitante para hacer el recorrido a pie entre enormes piedras que atraviesan el río, desde donde se puede apreciar un lugar sagrado para la población indígena que efectúa sus rituales en las fechas especiales que marca el calendario maya.

Lugar Sagrado en el Parque Ecológico El Boquerón. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Quisque)
Lugar Sagrado en el Parque Ecológico El Boquerón. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Quisque)

Por la posición de la rocas, algunos turistas las utilizan para practicar rápel, que es un tipo de alpinismo en descenso. Para ello se utiliza una cuerda doble que se apoya en un punto alto y por la cual el escalador se desliza rápidamente.

Si usted prefiere disfrutar del agua templada, puede darse un chapuzón en el río, en áreas donde el agua no supera el metro de altura.

El parque es administrado por la comunidad y tiene disponibles pequeños quioscos hechos con materiales reciclados, entre estos llantas; además, cuenta con churrasqueras para las familias que quieran cocinar sus alimentos.

Paraíso terrenal

La Finca El Paraíso, su nombre la describe, pues es un espacio para recibir a cientos de turistas a diario.





Una poza de hasta tres metros de profundidad es la razón del nombre. También el agua fría del río San Antonio se mezcla con el agua caliente que viene de una catarata, lo que hace único al lugar. Varios de los lugareños creen que dicha agua tiene poderes curativos. 

Por la catarata se puede llegar a la poza natural. Otra opción es por medio de una cueva donde se puede entrar nadando, para llegar hasta la caída del agua.

Lo impresionante al estar debajo de la cascada es que se puede apreciar el rostro de un tigre, los más curiosos escalan y logran meterse en esta formación, la cual de forma natural ha creado un baño tipo sauna para unas cinco personas y con techo turquesa debido a los minerales.

Desde la entrada, donde se dejan los vehículos, son uno 800 metros de caminata entre sendero y bosques de grandes árboles, pero en el trayecto hay varios pozas, donde algunas personas prefieren el agua mas templada y de menor profundidad.

El lugar cuenta con un restaurante donde se puede degustar diferentes comidas caseras, en especial el tradicional Kak' ik, la comida tradicional del lugar, o un delicioso caldo de gallina. También cuentan con servicio de hospedaje en ranchitos.

“Es un lugar espectacular y vale la pena hacer el recorrido en la carretera. Degustar de un rico baño en las aguas termales y después comer un rico caldo de gallina criolla, luego se puede hacer el recorrido a caballo en la finca, es espectacular”, opina en su blog, Édgar Meléndez.

“Estar en El Paraíso y estampar la firma en el registro de visitantes significa hacerse partícipe de la belleza del lugar”, según Edith Castañeda.

Cascada de agua termal en la Finca El Paraíso, en el Estor, Izabal. (Foto Prensa Libre: Gómez GT)
Cascada de agua termal en la Finca El Paraíso, en el Estor, Izabal. (Foto Prensa Libre: Gómez GT)

La ruta

Para llegar a ambos lugares solo tiene que viajar por la carretera al Atlántico hasta llegar al kilómetro 245. En el cruce denominado “La Ruidosa”, debe virar hacia la izquierda por la ruta CA 13 rumbo a Petén. En el kilómetro 78 cruce de nuevo a la izquierda en la carretera que conduce al Castillo de San Felipe de Lara, adelante hallará la ruta hacia El Estor, donde encontrará a menos de 30 minutos los lugares paradisíacos.

Zona para nadar y en la parte alta para preparar los alimentos en el Parque Ecológico El Boquerón, en el Estor, Izabal. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Quisque)
Zona para nadar y en la parte alta para preparar los alimentos en el Parque Ecológico El Boquerón, en el Estor, Izabal. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Quisque)