Izabal

Maestro 100 puntos imparte clases en supervisión educativa por cierre de escuela

Maestro de Los Amates, Izabal, rechaza llamado a asamblea del STEG e imparte clases en la sede de la supervisión educativa local.

Por Dony Stewart

Maestro Boris Martínez Tobar capta una selfi junto a sus alumnos en la supervisión educativa de Los Amates, Izabal. (Foto tomada de Facebook)
Maestro Boris Martínez Tobar capta una selfi junto a sus alumnos en la supervisión educativa de Los Amates, Izabal. (Foto tomada de Facebook)

Un grupo de estudiantes y su maestro buscaron, este martes por la mañana, un lugar para recibir clases, luego de que su escuela fuera cerrada por una asamblea que celebraría el Sindicato de Trabajadores de la Educación (STEG); sin embargo, el docente prefirió impartir clases y lo hizo en la supervisión educativa.

El hecho se registró en la Escuela Oficial Urbana María López Rivera, de Los Amates, Izabal, donde el maestro Boris Martínez Tobar, se sorprendió cuando al llegar al plantel educativo se encontraba cerrado y sus estudiantes se hallaban afuera.

El docente se dirigió a la residencia del director del plantel para solicitarle que lo abriera; sin embargo, este se negó y le dijo que junto con sus compañeros habían decidido no abrir la puerta, pues si él se dedicaba a trabajar esto les afectaría.  

Martínez Tobar, quien el año pasado recibió el galardón Maestro 100 puntos, con el ánimo de no defraudar a sus alumnos optó por dar clases en afuera de la escuela, pero la lluvia no se lo permitió y decidió trasladarse a la sede de la supervisión educativa, donde desarrolló su jornada lectiva.

Publicación

Ante lo acontecido, el maestro decidió denunciar el hecho, a través de Facebook con este mensaje: “Mi director ayer nos informó que hoy habría asamblea del STEG y que debíamos asistir. Por decisión personal decidí no pertenecer al sindicato desde el movimiento del año pasado. Le informé que yo como no soy sindicalista iba a trabajar. NO LO HAGO porque me crea el SUPER MAESTRO, sino porque soy convencido que solo la educación cambiará este país”. 

En su mensaje también escribió: “La Constitución garantiza libertad. De asociación. Por lo que pido respeten mi derecho de no estar organizado y que me dejen trabajar”. 

La publicación del docente alcanzó lo inimaginable por él y ha recibido más de mil 600 reacciones, compartido por 800 usuarios y poco más de 300 comentarios, la mayoría positivos.

Comentarios

“Nadie lo puede obligar a pertenecer a ningún sindicato. Usted firmó un contrato donde su obligación es atender a los alumnos en su horario correspondiente, adelante usted no puede pensar igual que los demás”, expresó Ana Morales, docente.

Estudiantes de Boris Martínez Tobar estudian en un corredor de la supervisión educativa de Los Amates, Izabal. (Foto tomada de Facebook)
Estudiantes de Boris Martínez Tobar estudian en un corredor de la supervisión educativa de Los Amates, Izabal. (Foto tomada de Facebook)

“Valiente decisión y digno de admirar, ojalá existieran más docentes con ese pensamiento, lamentablemente la mayoría solo velan por sus intereses y los resultados que muestra la educación son mediocres, aunque suene ofensivo, los maestros ya no quieren dedicarse a su trabajo sino solo piensan en organizar paros nacionales sin importar las consecuencias totalmente negativas que esto acarrea”, comentó Edwar Stev, vecino.

“Eso es sentirse una persona capaz de realizar su trabajo primero como persona, segundo como docente y poder sacar adelante el desprestigiado Magisterio de Guatemala”, comento Amílcar Loaiza, transportista.

No habrá sanción

Consultadas las autoridades educativas indicaron que se analiza la situación, pero consideran que de momento no acarrea sanción alguna en ninguna de las partes, puesto que el desarrollo de asambleas cuenta con permisos especiales y queda a discreción de las autoridades del plantel educativo las acciones a tomar; sin embargo, será analizado el caso a profundidad.