Izabal

Pescador sobrevive a ataque de piratas en alta mar

Al menos 12 horas en alta mar permaneció el pescador Rubén Eulalio Meléndez Cruz, de 30 años, quien fue víctima de dos sujetos que le robaron el motor de su embarcación, pertenencias y la pesca del día, en la Bahía de Amatique, Puerto Barrios, Izabal.

Por Dony Stewart

Cruz Roja atiende a pescador que estuvo más de 12 horas en alta mar. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Cruz Roja atiende a pescador que estuvo más de 12 horas en alta mar. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Meléndez Cruz había salido el fin de semana a pescar en el área de Punta de Manabique, cuando dos sujetos en una lancha se le acercaron, le robaron el motor e hirieron con arma cortante en el pie.

Meléndez Cruz se tiró al agua para evitar que los disparos que le hicieron los piratas lo alcanzaran. La víctima relató que en el momento que los dos hombres llegaron a su embarcación se produjo un forcejeo y resultó con una herida de arma blanca en el pie derecho.

El pescador nadó por varias horas, con intervalos de descanso, hasta llegar al faro número 2, donde se refugió por varias horas hasta que fue visto por otros pescadores de la zona, quienes alertaron a socorristas de la Cruz Roja de Santo Tomás de Castilla.

Socorristas y efectivos de la Brigada de Infantería de Marina rescataron al pescador, unas 12 horas después del ataque de los piratas, lo que le ocasionó un cuadro de hipotermia, por el tiempo que estuvo en el agua.

La Brigada de Infantería de Marina efectuó el rescate de la víctima. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
La Brigada de Infantería de Marina efectuó el rescate de la víctima. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

“Corrió con mucha suerte y luchó por salvar su vida, afortunadamente encontró el faro y pudo refugiarse, de lo contrario difícilmente hubiese alcanzado la orilla. Gracias a Dios no lo atacó un animal marino”, comentó un rescatista.

Autoridades informaron se hacen rastreos para localizar la lancha con los hombres que robaron y atacaron al pescador, pero no fue posible hallarla, a pesar de contar con las características de la embarcación.

“Le agradezco a Dios por esta oportunidad de vida. Solo Él me pudo librar de esos delincuentes. Le pido a las autoridades que refuercen la seguridad para quienes utilizamos el mar, pues hay piratas que asaltan, especialmente en la noche cuando pescamos”, relató Meléndez Cruz.