Izabal

Autoridad para el manejo del río Motagua es vital para el cuidado de medioambiente

Acelerar la conformación de la autoridad para el manejo sustentable de la cuenca del río Motagua, fue la propuesta que lanzaron profesionales del derecho, estudiantes e invitados internacionales durante el primer congreso de justicia y protección ambiental del gran Caribe, que se llevó a cabo el fin de semana último en Puerto Barrios, Izabal.

Por Dony Stewart

Miles de toneladas de basura llegan al mar Caribe cada año, provenientes de río Motagua. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Miles de toneladas de basura llegan al mar Caribe cada año, provenientes de río Motagua. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Luego de la problemática que ha surgido entre Guatemala y Honduras, por la basura procedente del río Motagua, que ha llegado a contaminar costas e islas en la bahía de Honduras, la Municipalidad de Puerto Barrios anunció que busca ser la sede para controlar y promover el rescate y protección del referido afluente.

Las autoridades municipales comentaron que a través del congreso internacional se solicitó acelerar el proceso para la creación de la autoridad para el manejo sustentable de la cuenca del río Motagua, la cual debe ser establecida a través de una ley del Congreso de la República. Añadieron que esta fue presentada en el 2014, pero que no tuvo respuesta del legislativo. 

En el evento participaron 20 panelistas de Honduras, Puerto Rico, Belice y Guatemala, quienes impartieron temas sobre la importancia de mantener libre de contaminación las aguas del mar Caribe y leyes que deben de regular dicha problemática.

Carlos Tenas, presidente del Instituto de Derecho Comparado del Caribe (Indecar), promotor del congreso, manifestó que el objetivo del evento fue reconocer y establecer a través del intercambio, diagnóstico y análisis técnico jurídico, el estado en que se encuentran los recursos naturales de la región del Caribe y de esta cuenta contar con experiencias que coadyuven al mejoramiento y conservación de los ecosistemas de la zona, considerando la importancia ecológica y económica los países del área caribeña.

Agregó que otro de los propósitos del congreso fue conocer la legislación vigente en los países del gran Caribe y resultados innovadores en pro de los diferentes ecosistemas, así como identificar las diferentes problemáticas y proponer medidas de mitigación al daño ambiental, emulando las buenas experiencias de los países que conforman la zona del Caribe. 

“Para nadie es un secreto que vivimos en una zona de alto riesgo, donde las tormentas, huracanes, tsunamis, terremotos, ocurren con frecuencia, a esto agregamos la contaminación que todos los países de esta área desechamos hacia el mar Caribe, por lo que es importante la creación de un frente común que nos incluya a todos para tratar este problema. Este espacio brinda los primeros pasos para lograrlo”, agregó.

Oswaldo Calderón, ténico  de Fundaeco, expone durante su participación en el primer Congreso Internacional Justicia y Protección Ambiental del Gran Caribe. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Oswaldo Calderón, ténico de Fundaeco, expone durante su participación en el primer Congreso Internacional Justicia y Protección Ambiental del Gran Caribe. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

El oceanógrafo puertorriqueño Miguel Gerardo Figuerola Hernández manifestó que se debe conocer y entender la importancia de la protección de los sistemas de arrecifes en la región del Caribe, pues son una forma de vida que mantienen un enorme ecosistema que aporta a la protección de diversas especies marinas y que actualmente se encuentran en riesgo ante la contaminación que se produce.

Añadió que muchos arrecifes en el área del golfo de Honduras y Belice se encuentran en peligro, por la contaminación que emana de las cuencas de varios ríos que desembocan en el mar Caribe, por lo que es de vital importancia tomar acciones de urgencia para frenar la contaminación.

“Son retos enormes, pero aún hay oportunidad de mitigar estas problemáticas, que afectan a nivel biofísico, socioeconómico y jurídico de las naciones. Los arrecifes son ecosistemas que están bajo del mar y las personas se olvidan que están allí y la zona del Caribe cuenta con la segunda barrera más grande del planeta, por lo que hay que protegerla”, añadió.

Futuro incierto 

Oswaldo Calderón, técnico de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (Fundaeco), expresó que los gobiernos se han olvidado del tema ambiental y que se han concentrado mucho en la obra gris, por lo que los ríos se han convertido en desagües y el mar en una fosa séptica, condenando a un futuro incierto a las generaciones venideras.

Detalló que la contaminación de la basura a través del Motagua ha afectado también el área protegida de Punta de Manabique, dañando sistemas remanentes de protección de especies y afectando zonas de recarga hídrica, por lo que se deben aplicar los castigos correspondientes que están enmarcados en la ley y que, a pesar de ello, los mismos no se emplean por intereses desconocidos.

“Fundaeco apoya este tipo de congresos para que se logren conformar propuestas que logren rescatar lo que parece perdido en el tema ambiental, los juristas pueden aportar en base a la ley mecanismos que se empleen a favor de los recursos naturales”, manifestó.

“Hay proyectos e iniciativas de ley en protección del ambiente; sin embargo, no hay interés por parte del legislativo, pues existen intereses mezquinos que hacen que los proceso sean lentos”, expresó Erick Díaz, abogado y notario.

Pese a que confirmaron su participación, el Ministro de Ambiente Sidney Samuels y autoridades superiores del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) no asistieron al congreso.

Otras propuestas

  • Ordenamiento territorial en base a las áreas protegida
  • Reservas de recuperación pesquera
  • Control de la impunidad en el Caribe
  • Buscar la restauración ecológica
  • Reforzar las normas de derecho marítimo aplicables en la protección del medio ambiente